La solución para la congestión vehicular de las ciudades sería empezar a usar más carros autónomos

Un estudio indica que solo unos cuantos carros autónomos bastarían para reducir la congestión vehicular al empezar a frenar menos.

Cuando soportamos el tráfico de lugares como Ciudad de México o Bogotá podemos empezar a creer que no hay una esperanza. Nos encontramos con tanta congestión vehicular por donde vayamos que conducir se vuelve una acción insoportable.

Si bien los atascos se dan por la gran cantidad de vehículos, esta no sería la principal razón de por qué ocurren. Según equipo de investigadores de la Universidad de California en Berkley, esto se debería a un factor más humano.

La situación que describen es la siguiente: imagina que vas conduciendo por una carretera de un solo carril. Hay fluidez en la vía y te mantienes a una velocidad de 60 km/h. Sin embargo, te mantienes muy cerca del carro que está por delante de ti. De repente este tiene que frenar de manera brusca, por lo que debes hacer lo mismo. Los que iban detrás tuyo estaban haciendo lo mismo que tú, por lo que se da una cadena de frenos interminable. Finalmente los vehículos de más atrás terminan detenidos un buen tiempo hasta que todos arranquen de nuevo. 

Suena algo muy tonto, pero al parecer es lo que ocurre todo el tiempo. Tal y como explican los académicos, ignorar la distancia prudencial es lo que genera la congestión vehicular.

Confiar en que los seres humanos hagan esto todo el tiempo es ciertamente improbable. Sin embargo, mencionan que con el aumento de vehículos autónomos esto podría cambiar. Por ello hicieron una simulación de cuánto cambiaría el tráfico con tan solo añadir unos cuantos carros manejados por IA.

Unos pocos carros autónomos serían suficientes para acabar con la congestión vehicular en las carreteras

La simulación

La simulación usó a varios vehículos "controlados por humanos" que imitaban la conducción de una persona común. Ante fueron agregando unos cuantos "controlados por IA" que se coordinaban entre sí para mejorar la movilidad.

Los resultados fueron increíbles. En una prueba en la que los vehículos andaban por una vía en forma de "8" (con un solo cruce) al agregar un solo vehículo autónomo, se reporto que la velocidad promedio de las 14 unidades incrementó al doble. 

Pero no solo se dieron buenos resultados en ese caso. En las pruebas de rampas (ingresa un vehículo a un costado de la vía), reemplazar el 10% de los "humanos" por Ia doblaba la cantidad de carros que cruzaban en el mismo tiempo. Mientras tanto, en los llamados "Cuellos de botella", lograron cruzar un 20% más de automóviles.

Esto plantea una interesante discusión y punto a favor de los vehículos autónomos. ¿Necesitaremos dejar de conducir nosotros para dejar de sufrir por el tráfico?

Unos pocos carros autónomos serían suficientes para acabar con la congestión vehicular en las carreteras