Como perros: Cada vez más compañías implantan chips en sus trabajadores

Como perros: Cada vez más compañías implantan chips en sus trabajadores

Empresas buscan tener control del acceso a los espacios y favorecer trámites.

Hablar de los implantes de chips está siendo cada vez más popular en países como Suecia, Estados Unidos o Inglaterra. Un informe de Telegraph UK transparentó cómo varias empresas locales tiene planes de hacerlo en un corto plazo.

Biohax es una compañía sueca que proporciona implantes de chips humanos. En entrevista con el medio, mencionó que estaba en conversaciones con varias empresas financieras del Reino Unido para implantar personal con los dispositivos.

Aunque por cosas de contratos de confidencialidad no pudieron dar los nombres, afirmaron que algunas manejan personal de miles de personas. Así lo mencionaron:

Estas compañías tienen documentos confidenciales con los que están tratando. Esto les permitiría establecer restricciones para quien sea. En una empresa con 200,000 empleados, puede ofrecer esto como una opción.

Pero Inglaterra no es el único país. La empresa ferroviaria sueca Statens Järnvägar, cuenta con alrededor de 800 clientes que usan implantes subdérmicos para viajar. Desde el 2017, Three Square Market, con sede en Wisconsin, también ha estado trabajando con microchips en sus trabajadores.

Los chips, que son aproximadamente del tamaño de un grano de arroz (bastante similares a los usados en perros o gatos), se instalan a través de una jeringa en el área entre el pulgar y el índice, y cuestan USD$ 192.

Los microchips modernos utilizan tecnología NFC, la misma empleada por las tarjetas bancarias sin contacto, cuestión que evidentemente abre las mismas dudas de seguridad que con las tarjetas (ve esta nota).

¿Te implantarías uno?