ARA San Juan: Encontraron el submarino argentino tras un año desaparecido

ARA San Juan: Encontraron el submarino argentino tras un año desaparecido

El pasado 15 de noviembre de 2017 el ARA San Juan desapareció de todo registro. Hoy se confirmó que un ROV (vehículo de observación remota) lo encontró.

Apareció el ARA San Juan tras un año de desaparición en las costas Atlánticas de Argentina. Así lo confirmó este sábado en la madrugada la Armada de ese país a través de un comunicado.

“El Ministerio de Defensa y la Armada Argentina informan que en el día de la fecha habiéndose investigado el (Punto Dato) POI 24 informado por la empresa Ocean Infinity, mediante la observación realizada con un ROV (vehículo de observación remota) a 800 mts de profundidad, se ha dado identificación positiva al submarino ARA San Juan".

El punto exacto dónde encontraron el submarino fue a 800 metros de profundidad y a unos 500 kilómetros de la ciudad de Cómodoro Rivadavia.

El ARA San Juan, con 44 tripulantes a bordo, se encontró "achatado en la proa e intacto" .

ARA San Juan

Su última bitácora antes de perderle el rastro fueron unas maniobras en el puerto austral de Ushuaia y el 13 de noviembre partió de nuevo hacia Mar del Plata, trayecto en el que, a unos 400 kilómetros de la costa y dos días después, hizo su última comunicación. Debía volver el 19 de noviembre de 2017.

Según una infografía de Clarín que acá compartimos, este es el lugar dónde se encontró:

ARA San Juan

Jorge Villarroel, el padre de uno de los tripulantes, manifestó su alivio con el hallazgo:

“Justicia y verdad era lo que pedíamos y con todo esto nosotros estamos orgullosos. Sabemos donde están nuestros hijos. Esperamos pronto recibir alguna fotografía, esperamos poder darles la despedida que se merecen. Así podremos tener paz”

Hipótesis de lo que sucedió con el ARA San Juan

Una de las mayores hipótesis que manejan las autoridades argentinas es el error de una válvula de ventilación interna.

Según esta hipótesis, la válvula E19 tuvo un error de operación que propició el ingreso "de agua de mar al balcón de barra de baterías de proa durante la maniobra de snorkel, lo que habría generado un cortocircuito y la consecuente generación de hidrógeno".

De ahí se habría provocado una ignición (incendio) dentro del submarino, y luego se produjo una implosión cuando ya bajó a unos 600 metros de profundidad.

Según lo dicho por la prensa argentina, "según un analista norteamericano, la implosión fue a 418 metros y su energía equivalió a 5.216 kilos de TNT".