¡Cuidado! Sustitutos artificiales del azúcar resultan tóxicos para las bacterias intestinales

¡Cuidado! Sustitutos artificiales del azúcar resultan tóxicos para las bacterias intestinales

Edulcorantes artificiales como el aspartamo, sucralosa o sacarina pasan a la lista negra de científicos.

Los edulcorantes artificiales son ampliamente utilizados para controlar la ingesta calórica reemplazando el azúcar. No obstante, se han vuelto cada vez más controvertidos debido a su influencia en la salud de los consumidores. Un nuevo estudio postula que afectan negativamente las bacterias intestinales, pudiendo desencadenar problemas a largo plazo.

Estas sustancias se introducen en muchos alimentos. Actualmente, todavía no hay consenso con respecto a las consecuencias para la salud de su ingesta, ya que no se han investigado completamente, pero cada vez surgen más estudios que postulan alertas.

Uno de ellos fue publicado por investigadores de la Universidad del Negev de Ben-Gurion y Universidad Tecnológica de Nanyang. El paper se titula “Midiendo la toxicidad de los edulcorantes artificiales, utilizando un panel bacteriano bioluminiscente”.

Los científicos inspeccionaron la toxicidad relativa de seis edulcorantes artificiales aprobados por la FDA y la legislación europea. Se trata del aspartamo, sucralosa, sacarina, advantame, neotamo y acesulfamo de potasio-k (ace-k), en alimentos y bebidas.

El efecto biológico de los edulcorantes artificiales sobre las bacterias bioluminiscentes se cuantificó utilizando un índice de toxicidad, y efectivamente, comprobaron que estas sustancias son tóxicas para los microbios digestivos. Así lo mencionan:

El tipo de toxicidad determinada por el sistema propuesto fue similar a la información encontrada en la literatura, lo que sugiere la eficiencia del sistema propuesto para una evaluación rápida y sensible de la toxicidad.

La respuesta observada en nuestro estudio es relevante para la microbioma intestinal y, por lo tanto, puede influir en la salud humana.

El tema puede llegar a ser serio si se consumen con demasiada frecuencia, puesto las bacterias se ven afectadas incluso en concentraciones tan bajas como un solo miligramo de los edulcorantes artificiales. Así mismo, los científicos mencionan que el consumo también se ha relacionado con enfermedades como el cáncer, aumento de peso, trastornos metabólicos o diabetes tipo 2.

Desde luego, la alternativa tampoco es que te llenes de azúcar refinada; siempre habrá sustitutos naturales.