El Pixel Slate es la nueva tablet glorificada de Google

Si tienes casi 600 dólares para gastar en una tablet con ChromeOS en vez de mejores opciones, este dispositivo te va a encantar.

En el marco de Made By Google 2018 y tras tres años de ausencia en el mercado, Google presentó el Pixel Slate, su nueva tablet con ChromeOS.

Es un equipo que no nos sorprende: después de la muerte de las tablets con Android, Google tuvo un relativo éxito en Norteamérica con el Acer Chromebook Tab 10 -su primer concepto de equipo con dicho sistema operativo- y era cuestión de tiempo para que trataran de revivir el alicaído universo de las tabletas.

pixelslate2

De más está decir que los méritos están ahí, pues el Pixel Slate no se queda debajo del bus en especificaciones.

La parte más sorprendente de su diseño es su pantalla de 12,3 pulgadas, a una resolución de 3000×2000 a 293 dpi, extremadamente densa en pixeles y de una -aparente- gran calidad. En cuanto al interior, está basada en un procesador Intel, con versiones de 8 y 16GB de RAM.

pixelslate3

En cuanto a las cámaras, Google trae su magia negra fotográfica al Slate con dos cámaras de 8MP y con el mismo software del Pixel, lo que te asegura retratos de gran calidad, buenas fotos en exteriores y el fantástico bokeh digital hecho con una sola cámara.

Por supuesto, Google no quiere ser menos en esto de hacer hardware, y acompañará al Pixel Slate con un teclado con trackpad y letras retroiluminadas redondas. ¡Si, redondas! El teclado funciona como gran parte de los covers que ya conocemos para tablets, con diferentes ángulos de visión. Y que conste en acta: el teclado no es Bluetooth, sino está conectado con un Pogo plug.

Ojo: no tiene puerto de audífonos.

pixelslate4

Sin embargo, no todo es fantástico: sabemos que ChromeOS no tiene el mejor soporte y es una limitante para algunas tareas, sobre todo si no existe software para tu máquina. Para eso, Google implementó aplicaciones de Android flotantes en el Pixel Slate, además de compatibilidad con aplicaciones de Linux.

¿El precio? Lamentablemente es un poco prohibitivo: US$599 sólo por la tablet, y US$199 si quieres sumarle el teclado. Recemos para que de una vez por todas llegue a los lugares más remotos de Latinoamérica.

pixelslate5