Tu perro te quiere tanto que se esfuerza mucho por entenderte

Tu perro te quiere tanto que se esfuerza mucho por entenderte

Científicos descubrieron que un perro es capaz de entender las palabras y que además tiene una alta actividad cerebral al escuchar nuevas expresiones.

Si alguna vez has tenido mascota, seguramente habrás llegado a un punto en el que crees conocer todo de ella, y que esta en cambio pueda entender con facilidad cada una de tus órdenes. Te habrá pasado sobre todo teniendo un perro, cuando ya sabes darle instrucciones como sentarse.

Debido a eso, muchos dueños creen que sus perros terminan entendiendo todo lo que les que dicen. Esto no había sido necesariamente cierto al tener en cuenta que nuestras órdenes se acompañan de señas y distintos tonos de voz. Eso es algo que quería comprobar un grupo científico de la Universidad de Emery, en Estados Unidos.

La investigación de Ashley Prichard y Gregory Berns, publicada en Frontiers in NeuroScience, plantea la duda de cómo los perros llegan a diferenciar las palabras de los seres humanos. Es decir, comprender el mecanismo que les hace entender al menos una parte de nuestro lenguaje.

Entre sus resultados encontraron algo genial: efectivamente los perros saben distinguir palabras. No solo eso, sino que también hacen un esfuerzo por asociar el significado de estas con una acción. De hecho, es muchísimo el empeño que ponen por entender solamente para agradar a sus dueños. Esto quedó demostrado a través de un curioso experimento que se realizó entre distintos animales.

Tu perro te quiere tanto que se esfuerza mucho por entenderte

El experimento

El estudio tomó a 12 perros de razas diferentes. Cada uno fue sometido a un entrenamiento para que supiera identificar y traer dos tipos de objetos diferentes. Uno de los objetos podía ser de textura suave como un peluche, y el otro de una textura diferente como el caucho.

Entonces se les pedía a los perros que fueran a buscar los objetos, quienes eran recompensados cundo seleccionaban el elemento correcto. Finalmente, los canes lograban distinguir y elegir el objeto correcto solamente con la orden verbal del entrenador. Hasta este punto no se ha mencionado nada de lo que no se haya hablado antes.

Como siguiente paso, se puso a cada perro en un escáner de resonancia magnética funcional. Mientras tanto, el dueño del animal se ubicaba frente a él y le mostraba los juguetes antes mencionados. Inclusive, le llegaba a mostrar objetos nuevos con palabras "absurdas" como 'bobbu' o 'bodmick'.

Curiosamente los investigadores descubrieron que los perros tenían más actividad de las regiones auditivas del cerebro al escuchar palabras nuevas en comparación con las ya conocidas. Esto ocurre al contrario que en los seres humanos, quienes tienen mayor actividad neuronal al identificar palabras conocidas.

Debido a esto, surgió una hipótesis algo atrevida. Esta diría que los perros reaccionan así porque ven que sus dueños quieren que entiendan lo que dicen. En otras palabras: tu perro da lo mejor de sí para tratar de entenderte porque te quiere y quiere verte satisfecho… O tal vez simplemente pretende que lo alimentes.

Se concluye que si bien los perros llegan a procesar el lenguaje verbal, este no es el más efectivo. En otro estudio de los mismos autores, se evidenció que la mejor forma de comunicarse con estos animales es a través de señales visuales y olfativas.

Tu perro te quiere tanto que se esfuerza mucho por entenderte