México: Los postes de luz mejorarán la forma en que navegas por Internet

México: Los postes de luz mejorarán la forma en que navegas por Internet

La CFE y la CRE permitirán el uso de millones de postes de luz para la expansión de redes de las empresas de servicios de telecomunicaciones del país.

De acuerdo a la información de Xataka México, el gobierno de México por medio de la Comisión Reguladora de Energía(CRE) ha aprobado y permitido la utilización de los postes instalados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por parte de las diferentes empresas de telecomunicaciones del país para facilitar y expandir el alcance de la distribución de servicios telefónicos y de internet.

Esta nueva regulación sustituye las limitaciones que la CFE había impuesto anteriormente en cuanto a “mantener en todo momento la confiabilidad, continuidad y seguridad en la infraestructura”. Esto significa que las empresas de telecomunicaciones deberán utilizar con regulación constante los postes del servicio eléctrico para asegurarse que el cableado y la instalación de equipo no supere l límite de peso y espacio ocupado en estos postes, evitando así cualquier tipo de accidente que se pueda generar por el mal uso de estas instalaciones.

Se espera que este nuevo lineamiento ayude a llevar los servicios de telefonía e internet a más del 98% de la población gracias a los más de 11 millones de postes de luz instalados alrededor de todo México. Sin embargo, esto no se trata de una situación de caridad, ya que las empresas de telecomunicaciones deberán pagar una cantidad que no ha sido especificada para poder hacer uso de la infraestructura de la CFE.

así será el futuro de los postes

Dicha comisión será en base al peso del cableado que se planea utilizar con los postes de luz, por lo que habrá que esperar para ver cuáles de las empresas de telecomunicaciones toma el primer paso una vez que esta nueva regulación se haga oficial, lo cual ocurrirá a partir del primer día del 2019.

Se espera que estas nuevas disposiciones también impulsen la competencia entre las empresas proveedoras de servicios de telecomunicaciones en condiciones equitativas y transparentes que permitan que aquellos que ya tengan acceso a los postes expandan su propia infraestructura, y cambien a materiales para cableado más ligero y ecológico, sin la necesidad de preocuparse por los costos de la creación y expansión que comúnmente plagan a las redes de telecomunicaciones.