La NASA descubrió un impresionante iceberg rectangular en la Antártida

La NASA descubrió un impresionante iceberg rectangular en la Antártida

La Operación IceBridge de la NASA encontró un iceberg tabular, que se caracteriza por tener una cara superior completamente plana.

Hace pocos días la misión IceBridge de la NASA estaba haciendo un sobrevuelo rutinario sobre las capas de hielo de la Antártida. De un momento a otro se encontraron con un objeto que llamó la atención de muchos. Sobre el mar había un gigantesco trozo de hielo que parecía ser un iceberg y era perfectamente rectangular.

Efectivamente el glaciar tenía una forma geométrica muy bien definida. Con ángulos de 90º aparentemente perfectos, la fotografía del iceberg recorrió rápidamente el mundo.

La NASA descubrió un impresionante iceberg rectangular en la Antártida

La misión IceBridge se encarga de monitorear el tamaño de las extensiones de hielo en las zonas más inaccesibles del planeta. Usando satélites y complejos aparatos de medición, la NASA se ha convertido en uno de los actores más importantes en torno al estudio sobre el cambio climático.

Sin embargo, también se deben hacer estudios con personas que sobrevuelen zonas en específicas. Por eso el científico Jeremy Harbeck se encontraba el 16 de octubre observando la plataforma de hielo Larsen C. En ese momento logró ver el iceberg que le llamó mucho la atención, así como lo expresó en un comunicado:

A menudo veo icebergs con bordes relativamente rectos, pero realmente nunca antes había visto uno como este".

La NASA descubrió un impresionante iceberg rectangular en la Antártida

¿A qué se debe esta forma?

La NASA explica que de hecho estas formas no son tan extrañas como se puede llegar a pensar. Tal como explicó la glacióloga Kelly Brunt, existen dos tipos de icebergs:

Hay dos tipos de icebergs: tenemos el tipo que todos pueden imaginar en su cabeza que hundió el Titanic, y parecen prismas o triángulos en la superficie. Y luego tienes lo que se llaman icebergs tabulares".

Los icebergs tabulares son extensiones de hielo planas, largas que simplemente se separan de grandes bloques de hielo. Según su descripción, estos surgen de manera similar a lo que ocurre si se deja crecer mucho una uña. Eventualmente esta será tan larga que cualquier movimiento podría generar su desprendimiento.

Todavía no se sabe el tamaño exacto del iceberg, pero se calcula que puede medir 1,6 km de ancho. Naturalmente, como cualquier otro de su especie, el hielo que podemos ver solo es un 10% de lo que se oculta bajo el agua.

El descubrimiento no resulta ser tan relevante más allá de la apreciación estética que le ha dado la gente. Curiosamente, el iceberg rectangular no fue el único que se ha llevado la atención estos días. En la misma expedición hubo otro que bautizaron como "Pizzaberg" al ver su forma triangular.