Presidente IBM América Latina: La IA tiene el potencial de impulsar el crecimiento económico, educativo y social

Presidente IBM América Latina: La IA tiene el potencial de impulsar el crecimiento económico, educativo y social

Fayerwayer habló con Ana Paula Assis, máxima ejecutiva de IBM en la región. Hablamos de educación y economía utilizando IA, blockchain y Cloud.

IBM América Latina anunció este jueves 11 de octubre, un convenio educativo con más de 300 universidades y más de 400 instituciones educativas para respaldar la inminente necesidad de desarrollar habilidades asociadas a los requerimientos de la transformación digital a través del uso de Inteligencia Artificial, Cloud, Networking y sistema blockchain.

Universidades como el Tecnológico de Monterrey y UNAM en México, Universidad de los Andes en Colombia, FIAP y Saint Paul en Brasil, Universidad Tecnológica Nacional e ITBA en Argentina, Universidad Andrés Bello en Chile y UTEC en Perú, son algunas de las instituciones que hacen parte de estos programas para democratizar el acceso a la tecnología.

La idea es la vinculación en las carreras TI, para que los estudiantes creen soluciones tecnológicas para resolver retos reales con el acompañamiento de empresarios mentores.

Por eso hablamos con la Presidente de IBM América Latina, Ana Paula Assis, para discutir los desafíos de nuestra región en este asunto. Ana Paula está en este cargo desde julio de 2017 y durante sus más de 20 años de experiencia internacional en la industria de TI, dedicó su carrera al desarrollo de negocios estratégicos, gestión de cambios en organizaciones grandes y multiculturales y liderazgo innovador. Anteriormente a esta función, fue Vicepresidente de Software para IBM Greater China Group y Gerente General de Technology Services para América Latina. Ana es miembro del consejo de JA Americas. En 2018, fue reconocida como "Personalidad del año – Digital Transformation" por el Instituto de Learning & Performance en Brasil.

Ana Paula Assis

 

FW: ¿Por qué crees que hasta ahora los gobiernos y los centros de estudio no han fomentado la educación TI como prioridad en Latinoamérica?

 

APA: Creo que tanto los gobiernos como instituciones educativas están realizando importantes esfuerzos por comprender y redefinir los programas educativos en torno a la creciente demanda de nuevas capacidades y profesiones – como las de CISO, Chief Digital Officer, Data Scientists, etc – e incorporar el uso de tecnología al currículo educativo. El foco existe en mayor o menor medida, pero la intención está. La principal pregunta es cuán rápido podremos evolucionar hacía este nuevo mundo educativo para poder apalancar las oportunidades laborales que están surgiendo con gran dinamismo en todas las industrias y sectores de la sociedad. Según IDC, habrá una carencia de más de 550.000 profesionales de TI en el 2019 en América Latina. Por otro lado, esto no sólo se aplica a las instancias educativas, sino que también es responsabilidad de las empresas de apoyar a sus propios empleados en su desarrollo y entrenamiento para incorporar nuevas habilidades.

Desde IBM estamos convencidos que la mejor forma de avanzar en este ámbito es desarrollando un ecosistema extendido, compuesto tanto por empresas privadas, como por instituciones educativas y entidades públicas, y por eso estamos trabajando en conjunto, abogando por un fin común: el desarrollo de la región y de las habilidades tecnológicas que hoy en día ya son un diferencial, como Inteligencia Artificial, Cloud, Blockchain. De esta forma, con la contribución integrada de todas las partes involucradas podremos ayudar a evitar la escasez de talentos e impactar positivamente en la reinvención de la fuerza de trabajo en la región.

 

FW: ¿Qué nuevas habilidades, además de las tecnológicas, se necesitarán en los próximos años para liderar los cambios dentro de las empresas?

APA: De acuerdo con un reciente estudio del Institute for Business Value de IBM en cooperación con Oxford Economics, el 60% de los ejecutivos a nivel mundial considera una dificultad el mantener a su fuerza de trabajo actualizada y relevante con los cambios en el mercado, y claro,  las capacidades tecnológicas son sumamente importantes, pero estos mismos ejecutivos también reconocen la creciente importancia de otro tipo de habilidades, las comúnmente llamadas “soft skills”; habilidades blandas como comunicaciones, flexibilidad y agilidad.

Adicionalmente considero que el pensamiento crítico, el conocimiento de industria y la capacidad de desarrollar una estrategia, serán cada vez más importantes, y tan relevantes como el conocimiento sobre las nuevas tecnologías. Y en este nuevo mundo, también requeriremos de un nuevo estilo de liderazgo transformacional, capaz de centrarse en la inclusión, en construir equipos multidisciplinarios, colaborativos y auto-gestionados en los que la innovación y el aprendizaje continuo sean piedra angular.

 

FW: ¿Cómo IBM contribuirá en este workforce re-skilling en la región?

APA: Hoy ya tenemos un fuerte compromiso para preparar a la fuerza de trabajo en la región para las profesiones del futuro y para las que ya son una realidad. En los últimos dos años, hemos trabajado con más de 300 universidades y más de 400 instituciones educativas en la región para contribuir con la reinvención de la fuerza de trabajo en América Latina, beneficiando a más de 370.000 estudiantes con acceso a conocimiento en AI, Cloud y Blockchain, entre otras tecnologías disyuntivas, que los preparan para las demandas laborales del futuro.

Universidades como Tecnológico de Monterrey y UNAM en México, Universidad de los Andes en Colombia, FIAP y Saint Paul en Brasil, Universidad Tecnológica Nacional e ITBA en Argentina, Universidad Andrés Bello en Chile y UTEC en Perú, son algunas de las instituciones que hacen parte de estos programas para democratizar el acceso a la tecnología.

Algunas de las iniciativas más relevantes:

  • Proyectos Triple Hélice: Este programa cuenta con la colaboración de tres instituciones: una universidad, una empresa privada líder en su rubro e IBM, y tiene como fin acercar a los estudiantes tanto al aprendizaje de las nuevas tecnologías, como a las empresas que cuentan con demanda de trabajo en dicha área. Por ejemplo, junto al Tecnológico de Monterrey y Banorte en México, los alumnos de Ingeniería de Sistemas Computacionales del TEC desarrollaron un Sistema de Control de Identidad utilizando tecnología Blockchain en la nube de IBM, para resolver un reto lanzado por Banorte.
  • Hackatruck: es una iniciativa de “clase móvil” que va recorriendo las distintas universidades de Brasil con el objetivo de proveer cursos a los estudiantes, utilizando las capacidades de IBM Agile y Design Thinking, sobre IBM Cloud e Inteligencia Artificial. El curso gratuito para los estudiantes y las instituciones educativas, y tiene una duración de entre 3 y 6 semanas.
  • Skills Academy: Es una iniciativa de educación y certificación virtual que ha sido personalizada de acuerdo con el "gap" de formación entre la academia y el mercado. Actualmente en Latinoamérica contamos con tracks de Cloud y Big Data-Analítica, que están siendo desarrollados en universidades y escuelas. Por ejemplo, en Argentina, además apoyamos a los docentes con jornadas de capacitación gratuitas en los recesos de invierno y verano, de manera de ayudar a los profesores a desarrollar los "skills" que llevarán a clase luego.

 

Para nosotros en IBM, contribuir a cambiar el mundo, a resolver los desafíos que se presentan, es parte de nuestra cultura; nuestro propósito. Hace más de 100 años que estamos presentes en Latinoamérica, enfocados en ayudar a nuestros clientes y a contribuir con el progreso de la sociedad.

FW:  ¿Qué papel cumplirá el big data y la Inteligencia Artificial en la educación en los próximos años?

APA: Las nuevas tecnologías como inteligencia artificial y las plataformas como la nube, permiten ahora avances hacia sistemas de aprendizaje personalizados y de fácil acceso.

Nuestra plataforma de inteligencia artificial, IBM Watson, puede comprender, razonar, aprender e interactuar con las personas de forma natural para interpretar datos mientras aprenden de cada interacción. Esta tecnología cognitiva puede ayudar a personalizar mucho la forma de educar, así como adecuar el contenido a la forma de aprendizaje de cada persona. Para los profesores, por ejemplo, la IA puede ser una herramienta que utilicen para aumentar la capacidad de atender alumnos y para estos últimos, avanzar de acuerdo con su ritmo.

Por ejemplo, con Centrum en Perú ya estamos trabajando en el desarrollo de una plataforma tecnológica personalizada para que sus alumnos de postgrado puedan acceder a cursos online sobre las últimas tecnologías del mercado, enfocado desde una visión de negocios. Con Saint Paul en Brasil tenemos un caso similar donde la escuela de negocios ofrece una plataforma de educación corporativa por suscripción que integra inteligencia artificial IBM Watson con recursos de e-learning, videos y biblioteca

 

FW: ¿Crees que una falta de actualización en las habilidades de los trabajadores podría significar a mediano y largo plazo que exista un reemplazo gradual de robots o máquinas en funciones humanas?

APA: Cada avance tecnológico importante ha cambiado la forma en que las personas trabajan, y esta nueva era de la inteligencia artificial no es diferente.  En IBM tenemos la firme convicción de que la IA tiene el potencial de impulsar el crecimiento económico, brindar beneficios sociales y redefinir la forma en que trabajamos. Puede ayudar a cerrar brechas de habilidades, y mejorar la vida de las personas. Por ejemplo, 1. estamos ayudando aprevenir y predecir desastres naturales con la iniciativa Call for Code, en la que invitamos a desarrolladores de todo el mundo a crear aplicaciones para ayudar a prevenir y predecir este tipo de desastres; 2. Estamos trabajando para prevenir el tráfico humano -junto a las Naciones Unidas realizamos un hackaton para desarrollar una aplicación para combatir la trata de personas-; 3. Ayudamos a los médicos y especialistas a tomar decisiones sobre el tratamiento de los pacientes, basadas en el análisis de datos y de contenido médico estructurado y no estructurado, para mejorar la experiencia de los pacientes; entre otros.

Estamos presenciando una era completamente nueva donde los humanos y las máquinas trabajarán juntos; es hombre y máquina juntos, no máquina vs hombre.

El compromiso de utilizar la tecnología para preparar a la fuerza laboral es nuestro. Empresas, gobierno e instituciones educativas, juntos, para resolver los problemas más complejos de la reinvención de la fuerza de trabajo y generar progreso para todos nosotros.