Google modifica su modelo de negocio de Android como respuesta a la multa de la Unión Europea

Google modifica su modelo de negocio de Android como respuesta a la multa de la Unión Europea

Los fabricantes tendrán que pagar una licencia para usar algunas de sus aplicaciones en Android.

Hace unos meses la Unión Europea le impuso una multa histórica a Google al considerar que la compañía abusa de su posición dominante a través de Android. Tras esta decisión circularon diversos rumores y especulaciones sobre la posible respuesta de la compañía de Mountain View, pero hoy finalmente tenemos que han dado a conocer su "contraataque".

Google ha anunciado a través de un comunicado que le harán algunos ajustes a su modelo de negocio para dispositivos Android en el Espacio Económico Europeo para cumplir con las exigencias de la Comisión Europea.

De esta manera, a partir del 29 de octubre de 2018 ofrecerán el nuevo modelo de negocio para su sistema operativo Android que destacan seguirá siendo gratuito y de código abierto.

El cambio más importante es que los fabricantes tendrán que pagar una licencia para preinstalar Play Store, donde la cantidad no especificada también permitirá la instalación de otras aplicaciones de Google como YouTube, Maps y Drive.

De esta manera será posible obtener la licencia de la suite de aplicaciones de Google de forma independiente a la aplicación de Google Search y al navegador Google Chrome que se podrán conseguir por separado.

La compañía también ha actualizado sus acuerdos de compatibilidad con los fabricantes y acuerdos comerciales para darles la opción de que preinstalen en sus teléfonos y tablets tiendas de aplicaciones alternativas, otros navegadores y otros motores de búsqueda.

¿Adiós Android? Parece que Fuchsia OS sí será el reemplazo por parte de Google

Como ya mencionamos, todos estos cambios tendrán vigencia a partir del próximo 29 de octubre aunque aplica solo para los nuevos dispositivos que se lancen en territorio Europeo, ya que en otras regiones seguirán con el mismo modelo donde los fabricantes no pagan por el uso de Google Play y sus aplicaciones a cambio de incluir por defecto el navegador Chrome y Google Search.