Tragamonedas 2.0: Estudio de Google explica cómo las aplicaciones móviles pueden volverte adicto

Tragamonedas 2.0: Estudio de Google explica cómo las aplicaciones móviles pueden volverte adicto

Los nuevos mecanismos están pensados para que los usuarios estén más de la cuenta navegando en sus móviles.

Un estudio financiado por Google ha encontrado que las aplicaciones móviles podrían desencadenar serias adicciones. Tanto así, que el conjunto ha sido comparado con las antiguas máquinas tragamonedas.

Todos las recordamos. Hubo un tiempo en que las máquinas tragamonedas estuvieron en auge, y que incluso salieron de los casinos para instalarse prácticamente en cualquier negocio. También muchos fuimos testigos de la verdadera adicción que generaba en algunos usuarios.

Una investigación financiada por Google estudió a 19 personas de 18 a 65 años de edad en Zurich, Suiza y California, para averiguar por qué las personas dependían tanto de sus teléfonos y cómo contrarrestarlo.

Las conductas de los participantes fueron muy similares a las de las adictas a las máquinas tragamonedas. La lógica parece ser similar: se hace una acción con la intención de recibir una recompensa, a veces obsesivamente. Mientras las máquinas entregaban dinero, con muchas aplicaciones se espera reconocimiento social.

Todo esto se agudiza con la posibilidad de compartir contenido en redes sociales. Aunque sería ilógico pensar que el problema son estas redes en sí mismas, el problema se presenta por varios mecanismos utilizados, que gatillan en la adicción. Así lo rescatan en un reporte de Telegraph:

Algunas aplicaciones o sitios web han diseñado el scroll (deslizamiento) infinito, junto a mucho contenido recomendado, que mantienen el compromiso con el usuario. En ambos escenarios, los usuarios se encontraban conectados a sus teléfonos cada vez más, más de lo que deseaban.

Algunos usuarios también imaginaban que recibían mensajes, cuando no tenían alerta alguna en sus equipos, además de reportar conductas repetitivas. ¿Pasas más tiempo del necesario en redes sociales o aplicaciones móviles?