Científicos logran dar con un “eslabón perdido” de la evolución examinando un olvidado fósil

Científicos logran dar con un “eslabón perdido” de la evolución examinando un olvidado fósil

Descubrieron una nueva especie y entrega respuestas sobre los orígenes.

El Archaeopteryx ha sido objeto de estudio durante largos años por la comunidad científica. Como se trata de una especie con características intermedias entre los dinosaurios emplumados y las aves modernas, se han abierto dudas sobre sus características y habilidades. Ahora, un fósil olvidado viene a dar respuestas y ha sido catalogado como el eslabón perdido que faltaba de las aves.

Las principales dudas sobre esta especie siempre fueron las mismas: ¿Fue realmente el primer pájaro o habrá sido otro dinosaurio más? Ahora, un grupo de científicos liderados por John Nudds, Profesor de paleontología, Universidad de Manchester, acaban de descubrir una especie completamente nueva de Archaeopteryx, que sería la “pieza” que faltaba.

Según explica el profesor en The Conversation, el primer fósil de Archaeopteryx se descubrió el verano de 1861, dos años después de la publicación del Origen de las especies de Darwin. Aunque parecía un pájaro, con plumas delicadamente conservadas, el Archaeopteryx también tenía algunos rasgos de reptil: una cola larga y huesuda y una mandíbula llena de dientes afilados.

“Parecía estar a medio camino entre los dos grupos de animales”, dice. Desde entonces, se han encontrado 12 especímenes, pero gran parte de la controversia está relacionada con la cuestión de si el Archaeopteryx podía volar.

Ahora, un fósil descubierto en los 90’s pero ignorado por la comunidad científica, está dando qué hablar. Si bien, al momento de ser examinado por el grupo de expertos, la mitad inferior del cuerpo faltaba por completo, al hacer una disección virtual del esqueleto y juntar fragmentos de huesos del animal murió hace 150 millones de años, se dieron cuenta que es alrededor de medio millón de años más joven que las otras muestras encontradas. Pero no solo eso. Esto mencionó el científico:

“Primero notamos que los huesos del cráneo estaban fusionados. Luego, vimos que el furcula tenía una extensión distinta, que en las aves modernas es una pieza para los músculos que las hacen volar. Ninguna de estas características se vio en Archaeopteryx lithographica (…) Nuestra mayor sorpresa fue cuando notamos que los huesos de la muñeca estaban fusionados, otra característica de las aves modernas. Nuestro espécimen mostraba muchas de las características observadas en las aves voladoras modernas, que no se veían en el "aleteo débil" del Archaeopteryx lithographica .

Los expertos llegaron a la conclusión de que habían descubierto una especie nueva para la ciencia, y la llamaron Archaeopteryx albersdoerferi: la pieza que faltaba en la evolución de las aves. “Nuestra investigación pone al Archaeopteryx de nuevo en su posición como el primer pájaro”, concluyó John Nudds en el informe.