¿Qué? A un costado de Wall Street se recuerda a un presidente chileno

¿Qué? A un costado de Wall Street se recuerda a un presidente chileno

Y Huawei sigue con el camino minado en EE.UU. ¿Es casual que se acuse a unos países de espionaje y se haga vista gorda con otros?

Nueva York tiene historias casi en cada pasaje y, desde luego, el área que alberga Wall Street y Broadway no son la excepción. En pleno “corazón financiero”, hay placa que recuerda a un ex presidente chileno: Gabriel González Videla, un mandatario conocido por prohibir al Partido Comunista de Chile y colaborar con la dictadura del país.

Que exista una placa de Videla a solo unos pasos de Wall Street, ya es algo poco común, pero la historia no parte ahí. Una de las primeras cosas que hace alguien cuando llega a un país es intentar tener conexión a Internet. En mi caso, compré un chip Verizon (en una laguna mental) y al ponerlo en mi teléfono recordé algo que hemos hablado en otras oportunidades: Huawei tiene el terreno minado en EE.UU. (el chip no funcionó por incompatibilidad).

¿Qué tiene que ver esto con Videla? Extrañas coincidencias, o no tanto. Desde luego, las decisiones políticas tienen impacto en el desarrollo tecnológico de un país y usualmente son tomadas en función de cuestiones estratégicas. En el caso de EE.UU. desde el gobierno se ha fomentado un discurso hostil hacia China (a pesar de que muchas empresas locales tienen plantas de producción ahí), y esto se ha traducido en presiones a compañías locales. De hecho, en enero Bloomberg explicaba cómo Verizon dejaba de vender equipos Huawei por presiones del gobierno, mencionando:

Los teléfonos son solo el último pararrayos para un conflicto mucho más amplio entre los Estados Unidos y China que se remonta a más de una década (…) En 2012, Huawei y ZTE aterrizaron en una lista negra. El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes instó a las compañías estadounidenses a mantenerse alejadas de los fabricantes chinos.

Recientemente también supimos que el vicepresidente local emplazó a Google a no colaborar con China mediante un proyecto llamado Dragonfly, con el que buscan entrar al país (por no estar de acuerdo con su gobierno y acusarlos de espionaje). No vamos a entrar a discutir si China es o no realmente un buen ejemplo de comunismo, pero lo cierto es que el gobierno de Xi Jinping pertenece al PCCh. Cada cual puede tener su opinión, pero lo que es un hecho es la tensión con país norteamericano, donde muchas decisiones también afectan a lo tecnológico.

Luego de solucionar el problema con la red (tuve que comprar otro chip), iba caminando por el sector financiero de la ciudad (precisamente en Broadway, al lado de la intersección con Wall Street) y sin querer me topé con una placa que llevaba el nombre de Gabriel González Videla. A un costado del núcleo financiero norteamericano, se recordaba al ex presidente chileno. ¿Por que? Recordemos quién fue Videla y qué representó para Estados Unidos.

Chile: ¿Qué? A un costado de Wall Street se recuerda a un presidente chileno

¿Los tiempos cambian?

Videla llegó a la presidencia en noviembre de 1946. Las acciones políticas de Videla fueron de lo más variadas. Por un lado, durante su gobierno se crearon varias empresas importantes como ENAP, pero nivel internacional su gobierno estuvo en medio del comienzo de la Guerra Fría, cuando la URSS y Estados Unidos se disputaban terreno en todo el mundo.

El gobierno de Videla fue polémico. Llegó al poder con apoyo del Partido Comunista (PC) chileno y radicales, pero su gobierno dio un vuelco en 180 grados. En su primer período (46-47) estuvo en alianza con el PC, pero tiempo después promulgó la denominada Ley Maldita, que marcó un antes y un después en su trayectoria.

Fue en 1948 cuando mediante la Ley de Defensa de la Democracia prohibió la existencia del Partido Comunista. Rompió relaciones diplomáticas con la Unión Soviética y los países afines, y se estrechó lazos con el presidente de Estados Unidos: Harry Truman. De hecho, lo que aparece en la placa “April 17, 1950. Gabriel Gonzalez Videla, President of Chile”, no es casual, porque por esa fecha Videla se encontraba en New York y era distinguido por sus políticas.

Tanto Videla como Truman pasaron a ser parte de la historia, pero hoy, las decisiones políticas en Estados Unidos, Chile y el mundo, siguen teniendo impacto en la forma que se nos presenta, producimos o hacemos uso de la tecnología.

Sin ir más lejos, tampoco es casual que se acuse con tanto énfasis a ciertas naciones de espionaje (usualmente Rusia, Corea del Norte o China) y se haga vista gorda con otras, por ejemplo, precisamente Estados Unidos. Personalmente, creo que es bueno ver ambas caras de la moneda.