Chile: Proponen “Ley Bolsonaro” para frenar la ola de fake news durante las elecciones

Chile: Proponen “Ley Bolsonaro” para frenar la ola de fake news durante las elecciones

Candidatos que recurran a las mentiras para deslegitimar a sus adversarios, podrían ser castigados.

Las fakes news y fanpage dudosos que han inundado Brasil durante los últimos meses en favor del candidato Jair Bolsonaro, han despertado la atención mundial. Ahora, un senador chileno propuso crear una ley que castigue las fake news promovidas por políticos.

De las noticias falsas, a las páginas que utilizaban cuentas engañosas y promovían spam, Bolsonaro ha estado en la palestra mediática. Tanto así, que esta semana se supo que Facebook sancionó con la pena máxima a el grupo Raposo Fernandes Associados, un pilar de su campaña (ver nota). Ahora, Alejandro Navarro propondrá al Congreso un proyecto de Reforma Constitucional para evitar situaciones similares.

¿En qué consiste? Básicamente es una medida legal para que “quien aspire a alcanzar un cargo de elección popular repartiendo noticias falsas en redes sociales de internet o mensajería online durante la elección, no continúe en carrera”, dijo a Radio Bío-Bío.

No es un tema ligero, puesto que el marketing político está cada vez más presente en la propaganda política y los mensajes difundidos no siempre tienen un acervo real. El proyecto comprenderá a las candidaturas presidenciales, parlamentarias, municipales o al Gobierno Regional.

Navarro también habló del uso de herramientas digitales que analizan grandes volúmenes de información para configurar un discurso, muchas veces ficticio:

Esta reforma sancionará la nueva manera de hacer política que ha adoptado la extrema derecha latinoamericana, que avanza utilizando Big Data, es decir: investigando las preferencias de los usuarios de redes sociales de Internet, para luego esparcir mentiras y destruir la reputación de candidaturas de sus contendores.

Un presidente de la República debe ser un líder que triunfe sin trampas en el debate político y en las urnas. De lo contrario, ganará el que miente más, el que tiene más acceso a desinformar mediante las redes sociales, el que contrata más empresas de marketing político para manipular la información y entregar contenido falso de manera deliberada. Eso no es vivir una sana democracia

Bolsonaro no es el único que ha usado estas técnicas dudosas y esparcido noticias falsas. Algo parecido pasó con Donald Trump, cuando se le acusó de utilizar el sistema de Cambridge Analytica. En Chile existen herramientas que también vale la pena mencionar, como el software Instagis, usado durante las elecciones pasadas en Chile.