Volvo se imagina al vehículo autónomo del futuro y este es el resultado

El vehículo de Volvo (360c Concept) no tendría conductor y permitiría que sus pasajeros realicen en su interior distintas actividades, como dormir.

Sin duda uno de los temas tecnológicos que más han sido tendencia en los últimos años y que todavía le falta mucho para ofrecer son los vehículos autónomos. Hemos ya hablado de marcas que están en el mercado como Tesla y otras con interés como Apple, Nvidia e incluso Motorola. Recientemente un grande de los vehículos mostró sus planes para crear un modelo propio. Dicha compañía es Volvo.

360c es el nombre del concepto que Volvo le mostró al mundo hace poco. Según la compañía, este sería un carro eléctrico y autónomo que representará el futuro de los vehículos de este tipo. Sin embargo, esta es solo una idea de la que no se sabe cuándo la veremos en el mercado.

Volvo se imagina al vehículo autónomo del futuro y este es el resultado

Con tan solo ver su diseño podemos darnos cuenta que difiere mucho de un carro convencional. De hecho, está pensado para que tenga nivel 5 de automatización. Es decir, sería completamente automatizado sin requerir intervención ni vigilancia alguna de un conductor. Esto, a diferencia de los vehículos que vemos hoy, que suelen ser tan solo un nivel 3.

Por ello en las imágenes podemos observar que el 360c no tendrá asiento de conductor alguno. Los asientos serán distribuidos de modo que los pasajeros puedan verse a la cara y tengan espacio entre sí. Adicionalmente, tiene ventanas que permiten a la gente ver el exterior en todas las direcciones, incluido hacia arriba.

Volvo se imagina al vehículo autónomo del futuro y este es el resultado

Dulces sueños

La intención de Volvo con este proyecto es reinventar la forma en la que la gente hace viajes cortos. La empresa explica que con el 360c los vehículos se podrán prestar para hacer algo productivo durante un trayecto.

En teoría el carro se podría configurar para que vaya del punto A al punto B sin preocuparse nada más. A partir de ahí el pasajero tendría tiempo libre para dormir o tener conferencias de trabajo mientras se transporta. Inclusive, el lugar se prestaría para hacer reuniones informales y sin el peligro de generar un accidente por beber alcohol.

Volvo se imagina al vehículo autónomo del futuro y este es el resultado

Además, se menciona que esto resultaría más rápido y efectivo que tomar un vuelo corto en avión. En caso de querer viajar a una ciudad vecina, la persona tendría que pasar por los típicos controles de vuelo y esperar determinado tiempo a que el avión despegue. Mientras tanto, ese mismo individuo podría configurar su destino en el vehículo, acostarse a dormir y no tener que preocuparse de más.

Volvo también diseñó un sistema de comunicación que permitirá al carro comunicar sus intenciones de desplazamiento con otras personas y vehículos. Todo manejando un supuesto sistema de seguridad que protegerá la vida de sus pasajeros.

¿Quién no quisiera olvidarse de los atascos en la vía y abrir los ojos cuando llegue a su destino?

Volvo se imagina al vehículo autónomo del futuro y este es el resultado