Químicas chilenas transforman plumavit en pintura para calles y fachadas

Químicas chilenas transforman plumavit en pintura para calles y fachadas

Innovadora apuesta ecológica produce más de 2500 kilos de pintura en el país.

Una dupla de egresadas de la Universidad de Chile recibió una sugerencia hace alrededor de cuatro años: encontrar un método eficiente para aprovechar el plumavit. La sugerencia se transformó en una propuesta serie de reciclaje y hoy tiene asombrosos resultados: pinturas para calles y fachadas.

Cristina Acuña y Constanza Cifuentes, encontraron la forma de transformar toneladas de este material en desuso en pintura para vialidad y exteriores. Todo partió cuando un día, cuando el encargado de un punto de reciclaje les comentó: “Si encuentran algo que hacer con el plumavit, sería demasiado bueno porque nadie lo trata, no lo vienen a retirar y no hay procesos que permitan reciclarlo”, comentaron en un comunicado de la misma universidad.

La conversación se transformó en el punto de partida de IDEA-TEC, única empresa de reciclaje de plumavit en Chile, que hoy fabrica alrededor de 2.500 kilos de pintura mensualmente, y que las tiene como nominadas en la categoría de Sustentabilidad del premio Natida.

El plumavit es un material no biodegradable, del que se generan cerca de 10 mil toneladas en Chile anualmente. Analizando estos números, se dieron cuenta que la idea funcionaba tanto en la parte técnica como económica. Lo dejaron todo. Así lo mencionó Cristina al portal de la universidad:

Ahí probamos la pintura para tráfico con una empresa de ingeniería y dio súper buenos resultados. Así que la seguimos desarrollando hasta llegar al producto terminado.

En 2016 no lográbamos levantar fondos y casi dejamos el emprendimiento. Hasta que nos conseguimos plata con un inversionista que nos creyó, y junto con eso, al final del año logramos levantar otros fondos de CORFO. Hay mucha plumavit y nuestro objetivo es tratar de sacar la mayor cantidad de plumavit de circulación.

Hoy, la iniciativa ecológica está fabricando alrededor de 2.500 kilos mensuales, aunque aseguran, “la producción depende mucho de la demanda: "si estuviéramos a full capacidad podríamos reciclar como 1.500 kilos de plumavit al mes, que son como 7.500 kilos de pintura”, dijeron.