Netflix tendría la culpa de que compremos pantallas más grandes

Netflix tendría la culpa de que compremos pantallas más grandes

Al parecer los consumidores queremos ver nuestras series en pantallas enormes.

Entramos a una era dorada para ver contenidos por streaming. La oferta es enorme y Netflix es el líder indiscutible del sector. Pero resultaría que el furor por esta plataforma también beneficiaría a otras áreas de la industria del entretenimiento. Como por ejemplo la de las pantallas de TV.

De acuerdo con datos de la cadena británica de tiendas Argos, Netflix sería la principal causa por la que sus clientes estarían comprando pantallas cada vez más grandes. Así lo marca Serena Faruque, gerente de la empresa; en entrevista para Trusted Reviews:

Netflix

Más grande realmente es mejor para nuestros clientes; cuando se trata de televisores. Están invirtiendo en pantallas jumbo más que nunca.

Con los televisores cada vez más planos y delgados; cada vez más clientes buscan también barras de sonido. Para proporcionar un audio potente que se adapte a la imagen increíble que ofrecen las pantallas 4K.

Predecimos que la tecnología OLED, que ofrece la mejor experiencia visual, experimentará un gran crecimiento en el futuro. A medida que sea más rentable y accesible para los adictos a la tele.

Este fenómeno sería conocido en el gremio como el "efecto Netflix". Tan pronto como la plataforma liberó contenidos en 4K y bajaron un poco los precios de estas pantallas; los clientes empezaron a comprarlas.

La cuestión aquí es que comprar esa pantalla exige inversiones complementarias. El propio sistema de sonido señalado por Argos. Y una conexión a internet decente para soportar tales contenidos.

No hacer nada más que mirar series en Netflix en verdad cuesta.