Se resuelve el misterio del FBI y el observatorio de Nuevo México

Se resuelve el misterio del FBI y el observatorio de Nuevo México

No eran aliens. Era pornografía infantil.

Hace algunos días se desató un enigma propio de los Expedientes Secretos X. Cuando el FBI y un comando armado tomaron por asalto un observatorio en Nuevo México.

Desde que se hizo la operación las autoridades federales no dieron mayor explicación. Lo que desató un montón de teorías; La mayoría de ellas involucrando a marcianos. Pero resulta que se trataba de algo mucho más terrestre: pornografía infantil.

El "problema de seguridad" por el que habían cerrado el observatorio espacial, según Buzzfeed News, en realidad fue un asunto más delicado; a su manera.

Se resuelve el misterio del FBI y el observatorio de Nuevo México

Resulta que agentes del FBI, realizando una investigación sobre distribución digital de pornografía infantil habían detectado tres direcciones IP registradas desde el observatorio.

La agencia contactó al director del lugar y comenzaron a buscar al sospechoso. La investigación determinó que las IP investigadas salían directamente de un punto de acceso Wi-Fi; ubicado dentro del Telescopio Dunn.

Más o menos al mismo tiempo los directivos encontraron una laptop escondida ahí. Lo que hizo que llamaran al FBI.

Al final resultó que un conserje nuevo, recién empleado el año pasado había sido el autor de todo. Y al verse acorralado montó un engaño asegurando que había un asesino en el lugar.

Lo que terminó por alarmar a todos y detonar el ingreso del comando armado.

Al final todo el escándalo efectivamente fue por un motivo de seguridad.

Aunque no había extraterrestres involucrados.