¿Un ascensor para viajar al espacio? Eso sería posible en un futuro

¿Un ascensor para viajar al espacio? Eso sería posible en un futuro

Un multimillonario proyecto buscaría construir un ascensor que estuviera conectado con la Estación Espacial Internacional.

Investigadores de la Universidad de Shizuoka en Japón llevarán a cabo un experimento con el fin de desarrollar algo nunca visto: un ascensor espacial. La idea de la cabina sería conectar a la Tierra con la Estación Espacial Internacional (EEI) por cable. Esto llamó la atención porque al menos en teoría, el tramo serviría para transporte de carga y viajes espaciales en un futuro.

El experimento será el primero de este tipo que se realizará en el espacio. Sin embargo, se sabe que no será nada fácil por las duras condiciones del medio. Por ejemplo, para ello se necesitarán cables muy resistentes.

En el experimento se usarán dos satélites cúbicos ultrapequeños. Cada satélite mide 10 centímetros a cada lado, y se empleará un cable de acero de aproximadamente 10 metros de largo para conectar los satélites. El par de objetos se lanzará desde la Estación Espacial Internacional (EEI), y un contenedor que actúa como una cabina de ascensor se moverá en un cable que conecta los satélites utilizando un motor. Una cámara conectada a los satélites registrará los movimientos del contenedor en el espacio.

Los microsatélites serán transportados a la EEI por el Vehículo No. 7 H-IIB, que está programado para su lanzamiento desde el Centro Espacial Tanegashima en la Prefectura de Kagoshima el 11 de septiembre, junto con otros satélites pequeños. Mientras que un experimento para extender un cable en el espacio se ha llevado a cabo anteriormente, será la primera prueba para mover un contenedor en un cable en el espacio exterior. Si el experimento resulta exitoso, servirá como un paso adelante para realizar ascensores cósmicos.

Ascensor

¿Cómo funcionaría el ascensor?

Obayashi Corp. es una compañía que acompaña al proyecto como asesor técnico. Su intención es hacer realidad el llamado ascensor espacial y ya compartió algunos de sus pensamientos sobre qué características debería tener.

Entre eso, ideó que el elevador espacial funcionaría con seis cabinas de forma ovalada. Cada una sería de 18 metros de largo y 7,2 metros de diámetro con capacidad de 30 personas. Además, se conectará un cable a la platafoma que se ubicaría en medio del océano Pacífico en la Tierra.

Así, el ascensor tendría una linea que iría hasta los 36.000 kilómetros de altitud que conectaría con una estación espacial. Se piensa que alcanzará los 200 kilómetros por hora y solo así completará un viaje desde la Tierra hasta el espacio en ocho días.

La longitud del cable sería de 96.000 kilómetros y según el diario japonés Mainichi, el coste de su construcción sería de 10 billones de yenes. Esto equivaldría a más de 90 mil millones de dólares.

Yoji Ishikawa, quien dirigió al grupo, dio su opinión sobre el tema:

En teoría, un ascensor espacial es altamente plausible. Los viajes espaciales pueden convertirse en algo popular en el futuro"

Sin embargo, varios desafíos esperan a los investigadores antes de que puedan hacer que los elevadores cósmicos se hagan realidad. El éxito en el desarrollo de un cable de alta resistencia es un factor clave. Dichos cables deben ser resistentes a los rayos cósmicos de alta energía.

El nanotubo de carbono es un candidato fuerte para los materiales que componen los cables. Otras tareas incluyen averiguar cómo transmitir electricidad desde la Tierra al espacio y cómo evitar que los desechos espaciales y los meteoritos choquen con los elevadores espaciales.

Se considera que una posible fecha para trabajar en el ascensor sería desde el año 2050.