Los agujeros negros podrían "reanimar" estrellas muertas

Los agujeros negros podrían "reanimar" estrellas muertas

Los agujeros negros tendrían la capacidad de reactivar los procesos de fusión nuclear que fueron suspendidos en el interior de una enana blanca.

Un nuevo estudio sostiene que ciertos agujeros negros podrían tener la capacidad de reanimar estrellas muertas. Al parecer esto solo se daría en una interacción entre un agujero negro de tamaño mediano (entre 1.000 y 10.000 veces la masa del sol) y una enana blanca.

Recordemos que una enana blanca es una estrella que agotó su combustible. Esto quiere decir que en su núcleo ya no se producen reacciones termonucleares y por lo tanto no tiene ninguna fuente de energía. Al ocurrir esto, el colapso gravitatorio es inminente, por lo que se termina comprimiendo sobre sí misma, disminuyendo su tamaño en una pequeña área exageradamente densa. Se sabe que a la mayoría de estrellas del universo les ocurrirá eso en cierto momento, incluido nuestro sol.

Teniendo esto en cuenta, un equipo de astrónomos quiso saber qué pasaría en el caso de que una enana blanca llegue a cruzarse con uno de los tantos agujeros negros que hay en el espacio. Así, realizaron simulaciones para saber qué ocurría al incluir un agujero negro de tamaño mediano.

El resultado fue increíble. La poderosa gravedad del agujero negro sería capaz de estirar y distorsionar el interior de la enana blanca. El hecho sería tan extremo que en teoría sería capaz de reactivar los procesos de fusión nuclear de la estrella. Elementos como el helio, el carbono y el oxígeno se transformarían en otros más pesados como el hierro.

Sin embargo, los científicos anotaron que esto ocurriría solo por unos instantes. Poco después de la "reanimación" de una enana blanca, su material sería "desgarrado" por el agujero negro. Irremediablemente terminaría siendo absorbida por este. De este proceso surgirían poderosos estallidos de radiación que los telescopios de hoy en día aún no pueden estudiar.

Agujeros negros

Aún queda mucho por conocer de los agujeros negros

Una vez más, la comunidad científica admira este tipo de avances por su gran complejidad. Los agujeros negros de mediano tamaño han resultado particularmente difíciles de estudiar. Se ha tenido más suerte con agujeros negros pequeños (de tamaño estelar) y con los supermasivos.

Se sabe que estos últimos se encuentran cerca del corazón de la mayoría de galaxias. Al tener miles de millones de masas solares, no tendrían problema en devorar una enana blanca en un abrir y cerrar de ojos, sin siquiera activarla.

Los científicos creen que tener más conocimientos sobre los agujeros intermedios revelará más datos sobre los supermasivos. Así lo confirmó uno de los co-autores del estudio, Chris Fragile:

Es importante saber cuántos agujeros negros intermedios existen, ya que esto ayudará a responder a la pregunta de dónde provienen los agujeros negros supermasivos. Encontrar agujeros negros de masa intermedios a través de los eventos de interrupción de las mareas sería un avance tremendo".

Nuestro sol casi que con seguridad se convertirá en una enana blanca en unos cuantos de miles de millones de años. Existe la posibilidad de que en algún punto se encuentre con un agujero negro que le de un último respiro y así tenga una muerte digna por tantos años de servicio.

Agujeros negros