WhatsApp Business empieza a hacer dinero pero expone a usuarios en chats

WhatsApp Business empieza a hacer dinero pero expone a usuarios en chats

Días oscuros se acercan para WhatsApp.

Todos entramos en pánico cuando se reveló la existencia de WhatsApp Business; una rama de la popular app de mensajería que se encargaría de convertirla en un negocio rentable.

Eso sucedió hace seis meses, y la aplicación estaba circulando ahí; pero la realidad es que durante ese tiempo no había quedado claro para nadie cómo funcionaría. Ni qué tan intrusiva sería. Hasta ahora.

A través de una publicación en su blog oficial, los colegas de WhatsApp compartieron todos los detalles de las directrices para su nuevo servicio.

En donde las empresas se llevarán la parte pesada de los cobros y los usuarios podrán realizar tres acciones en concreto para interactuar con ellas:

WhatsApp parece tener un nuevo problema con la privacidad de sus usuarios
  • Solicitar información: Como confirmaciones de envío o pases de abordar.
  • Comenzar una conversación: En las campañas de Facebook o los sitios web de los negocios habrá un botón que enlace directo a la cuenta de WhatsApp Business. Estas charlas implicarán cobros para las empresas.
  • Obtener asistencia: Asistencia en tiempo real a través de WhatsApp para responder preguntas acerca de sus productos o para ayudar a resolver algún problema.

El punto delicado

Hasta aquí todo suena bien. Sin embargo se puede ver entre líneas que hay una necesaria interacción entre clientes, potenciales clientes y las compañías. Eso se traduce en conversaciones donde la empresa puede escribir  virtualmente lo que quiera.

Pero tranquilo, esos negocios no te mandarán mensajes a menos que tú hayas iniciado la cadena. Eso sí, una vez abierto el chat eso se puede extender indefinidamente. A menos que los bloquees; o eso sugiere la propia explicación de WhatsApp:

Con este enfoque, continuarás teniendo control absoluto sobre los mensajes que recibes. Las empresas pagarán por enviarte ciertos mensajes; de manera que sean selectivas con los mensajes que envían y evitar que tus chats se congestionen.

Además, los mensajes continuarán siendo cifrados de extremo a extremo y puedes bloquear a cualquier empresa con tan solo presionar un botón.

Eso significa que WhatsApp no podrá leer los mensajes que los clientes tengan con los usuarios. Pero también implica que cualquiera de los involucrados en la conversación podrá hacer sus copias de la charla. Así que no sería muy sabio escribir información delicada ahí.

También las reglas cambian para los usuarios registrados como empresas. Por ejemplo, la compañía podrá responder a sus clientes de forma gratuita dentro de las primeras 24 horas.

Después de ese tiempo, los mensajes le serán cobrados al negocio con un cargo adicional.

La impresión que nos queda entonces es que Facebook ya quiere hacer dinero con WhatsApp.

Pero será necesario afinar varios detalles sobre la marcha.