La particular historia del italiano que fulmina a los famosos y que mató a Isabel Allende

La particular historia del italiano que fulmina a los famosos y que mató a Isabel Allende

Tomasso Debenedetti se llama el italiano que inventa perfiles falsos en Twitter para matar a personajes famosos. El País de España lo descubrió hace años.

Se llama Tomasso Debenedetti, y sin arrugarse reconoció hace 8 años en una entrevista en el diario El País de España, que su deporte es matar a celebridades y explicó el paso a paso de sus acciones "fakes".

Su última víctima fue la escritora chilena Isabel Allende, a quien mató a través del ministro de Cultura de Paraguay.

El italiano ha matado además a: Dalai Lama, Lech Walesa, Mijaíl Gorbachov, Elie Wiesel, Noam Chomsky y Joseph Ratzinger.

Una de las justificaciones para su actuar es según sus palabras: "La información en este país está basada en la falsificación. Todo cuela mientras sea favorable a la línea editorial, mientras el que habla sea uno de los nuestros. Yo, simplemente, me presté a ese juego para poder publicar y lo jugué hasta el final para denunciar ese estado de cosas".

El nacido en Roma en 1969 no se inmuta para reconocer que, "Me gusta ser el campeón italiano de la mentira. Creo que he inventado un género nuevo y espero poder publicar nuevos falsos en mi web, y la colección en un libro. Por supuesto, con prólogo de Philip Roth".

Debenedetti admitió en esta entrevista que muchos periódicos sabían de la falsedad de sus entrevistas con escritores, pero que a ellos no les importaba porque eso ayudaba a la promoción y a las ventas.

Sobre su modus operandi, este periodista italiano señaló que, "La técnica consistía en dirigirse a los diarios pequeños de provincias. No pagaban mucho, pero compraban todo".

Incluso con total desfachatez se encargó de reconocer entrevistas inventadas a próceres de la literatura latinoamericana como el peruano Mario Vargas Llosa.

Hace unos años entrevisté a Mario Vargas Llosa, tras verlo en una conferencia en Roma, a Laura Pérez Esquivel y a Vázquez Montalbán. Esta está citada en un sitio sobre Andrea Camilleri porque le hice hablar muy bien sobre él. Cuando todo se destapó estaba a punto de hacer una gran entrevista a García Márquez renegando de Obama.