Ver para creer: Robaron tiburón de un acuario haciéndolo pasar por un bebé

Ver para creer: Robaron tiburón de un acuario haciéndolo pasar por un bebé

Un trío de ladrones en Estados Unidos lograron robar un pequeño tiburón del Acuario de San Antonio en Texas, al hacerlo pasar por un bebé

Hay ocasiones en las que algo que escuchas parece tan imposible o ridículo que sientes la necesidad de escucharlo una vez más. Ya sea alguna noticia extrema o una afirmación peligrosa, muchos nos hemos encontrado con esto. Este es uno de esos casos. En los Estados Unidos, cámaras de seguridad captaron el momento en el que tres personas lograron hacer pasar a un tiburón por un bebé, y robarlo.

De acuerdo al noticiero ABC13, el “atraco” tomó lugar en el Acuario de San Antonio, en Texas. Dos hombres y una mujer entraron al acuario por una puerta trasera sin ser notados, y lograron llegar al área en donde los visitantes pueden tocar y alimentar a algunos de los peces en exhibición. Cargando con una carriola (y un bebé real), en este lugar fue donde uno de los hombres tomó a un pequeño tiburón y lo envolvió en toallas, llevándolo a la carriola y colocándolo en la parte inferior de esta.

Al salir apresuradamente del lugar, un empleado del acuario notó que los tres actuaban de manera sospechosa, y encontró extraño el hecho de que la mujer cargara en brazos al bebé teniendo la carriola a un lado, especialmente dentro de la zona de tiburones, donde había muchos tanques abiertos al público.

Tras la denuncia del empleado, se decidió registrar las grabaciones de seguridad, donde encontraron el momento en el que el hombre vuelve a la carriola con el tiburón envuelto en toallas. También se dieron cuenta de otro delito alarmante: los sospechosos vaciaron una cubeta de cloro en el sistema de filtración de uno de los tanques de tiburones. La razón no ha sido identificada, y aun es inconcluso si esto causó algún otro daño.

La policía identificó a los sospechosos, y gracias a eso localizaron su dirección, en donde al llegar encontraron al tiburón nadando dentro de una pecera. El sospechoso que realizó el acto declaró que lo había hecho para agregar al tiburón a su colección personal. Los tres han sido detenidos, y uno de ellos ya ha sido sentenciado.