Huawei Y9 2018: mucho ruido y pocas nueces en la gama media [FW Labs]

Huawei Y9 2018: mucho ruido y pocas nueces en la gama media [FW Labs]

El cabeza de serie del fabricante chino podría ser un gran teléfono, si no fuera por sus numerosos compromisos.

En FayerWayer somos fieles creyentes en la iteración. Esto se resume en que esperamos que un fabricante se supere con la próxima generación de su producto, o que al menos se sienta como un equipo novísimo, incluso si esas novedades no son visibles o necesariamente notorias.

Por lo tanto, nos genera una contrariedad cuando vemos el resultado exactamente opuesto: equipos que parece más del pasado, y que no mejoran sustancialmente respecto a otras alternativas de la misma marca o similares. Queremos sentirlos como nuevos, pero inevitablemente terminan pareciéndose en yerros a sus predecesores.

Lamentablemente esa es la sensación que queda después de días con el Huawei Y9 (2018), la estrella en el arbolito de la gama media -porque clasificarle como gama media alta es una exageracióndel gigante de Shenzhen.

Antes de detallar, veamos que tiene por dentro:

HuaweiY9_002

 

Bajo el capó

– Pantalla IPS Fullview de 5,93 pulgadas a FHD+ (1080 x 2160, 9:18)
– Procesador Kirin 659 de ocho núcleos
– 3GB de RAM
– 32GB de almacenamiento expandibles via microSD
– Cámaras posteriores de 13 y 2 megapixeles, y frontales de 8 y 2 MP
– Batería de 4000 mAh
– Android 8.0 (Oreo), bajo EMUI 8.0
– Sensor de huellas dactilares
– Conexión micro USB, jack de audífonos

HuaweiY9_003

Lo bueno

Convengamos que no todo en la vida tiene que ser una equivocación; el Huawei Y9 tiene varios aciertos o varias cosas que se vienen haciendo muy bien.

La primera de ellas es la pantalla, un panel Fullview de 5,93 pulgadas que no se siente extremo en tamaño, con bordes bastante pequeños y un ratio de pantalla/cuerpo superior al 75%. Dicha pantalla eso si tiene un problema que acompaña a muchos equipos de la gama media de la compañía: la sensibilidad táctil en los bordes es deficiente, a tal punto que se hace complicado escribir en el terminal.

Otro punto a favor es la batería, donde 4000 mAh bastan y sobran para más de un día de uso frecuente, redes sociales, y música en Spotify. No tiene niveles de rendimiento de gama alta pero se les acerca peligrosamente.

Como siempre, el lector de huellas en el posterior del equipo no tiene mayores fallos, siendo igual de rápido y preciso que sus parientes de marca, además de estar muy bien posicionado.

En cuanto a las cámaras, la apuesta de Huawei no corre riesgos ni compromisos, con cámaras dobles de 13 y 2 MP atrás, y 8 y 2 MP adelante, con el objetivo de generar ese efecto bokeh que el fabricante viene perfeccionando desde hace años y que ahora está disponible, con sus yerros y todo, en la cámara frontal. 8 megapixeles frontales no son mucho, pero si algo viene haciendo bien Huawei, son las cámaras.

HuaweiY9_004

Lo malo

Tristemente hay bastante paño que cortar.

Primero, el cuerpo. Huawei viene haciendo esa combinación de vidrio frontal y aluminio trasero por años, y en el Y9 se repite el plato con un panel trasero de muy baja calidad, y que si no proteges con una carcasa terminará rayado y magullado más temprano que tarde. Convengamos que dos semanas de uso no le pueden producir tanto desgaste al aluminio. Extendemos esa precaución a las cámaras, cuyo bezel es demasiado grande y termina siendo el lugar más desgastado del terminal.

Otro punto en contra es, tristemente, la performance: para un equipo que profesa estar dedicado a las redes sociales y a los más jóvenes -que sabemos que son power usersla combinación entre el modesto Kirin 659 y los 3GB de RAM no es suficiente, y en nuestras dos semanas de prueba experimentamos numerosos cuelgues, cierres inesperados de aplicaciones de alto consumo de memoria como Instagram, y lentitud al devolver el equipo a un estado activo después de un desbloqueo.

Bajo esas condiciones el equipo es muy poco amable, y no entendemos realmente si la falla proviene de sus austeros recursos o de una mala implementación de EMUI, que ya todos conocemos como madre de muchos problemas en los terminales de Huawei, ultimamente con menor frecuencia. Su pariente en tripas, el Mate 10 Lite, no sufre ni por asomo los mismos problemas.

Como dato anecdótico queda su parecido innegable al Huawei P Smart, un teléfono extremadamente similar en prestaciones y que sufre más o menos de los mismos problemas, aunque a diferencia de éste, si funciona.

HuaweiY9_005

¿Veredicto?

Con un precio sugerido en el mercado chileno de CLP$199.990, el Huawei Y9 se ve en el papel como un equipo de buenas prestaciones a un precio accesible, pero como ya mencionamos, sus problemas lo conducen a ese raro fenómeno donde su precio, aunque sea bajo, no se justifica.

En ese rango de precios existen opciones mucho mejores y convenientes, como el Xiaomi Mi A2 -mejor rendimiento, mejor construcción, Android One- o incluso el Moto G6 Plus, representante idóneo de la gama media alta, gama que el Y9 no es capaz de entender en lo absoluto.