Cómo utilizar las redes sociales en forma segura

Cómo utilizar las redes sociales en forma segura

Las redes sociales son una enorme telaraña que parece casi impenetrable. Sin embargo, existen formas de hackear su seguridad.

Vives por y a través de las redes sociales, todos los días consumes horas actualizando tu perfil de Facebook, viendo los tweets de tus seguidores y subiendo fotos a Instagram. Las redes sociales son una enorme telaraña que parece casi impenetrable. Sin embargo, existen formas de hackear la seguridad de las redes sociales y prácticamente nadie está a salvo de ellas. Por eso, hoy nos parece importante recordar algunos principios básicos para que sigas disfrutando de tu vida social digital, sin riesgos innecesarios.

Cómo mantener a salvo tus redes sociales

Si bien las redes sociales son un medio excelente para mantenerse en contacto y cosechar nuevos amigos, incluso buscar pareja o una mejor oportunidad laboral, es necesario que recuerdes algunos principios vitales de seguridad. Mantén seguras tus redes sociales y nadie podrá acceder a tus datos personales o hacer peligrar tu seguridad financiera, tal como prometen hacer en http://hackearcorreos.net/

Siempre utiliza la configuración de privacidad que cada una de las redes sociales te ofrece, por ejemplo Facebook, ofrece controles para que puedas decidir quién puede ver tu perfil, para mantener tu información más segura.

¿Te sorprende cuántas aplicaciones tienen acceso a tu perfil? Elimínalas y tu cuenta estará mucho más segura; para hacerlo simplemente debes entrar a la pestaña de configuración de tu cuenta y optar por la X en cada una de las aplicaciones que no te interesa.

Por otra parte, recuerda no comentar en tus redes sociales cuando sales de vacaciones o publicar datos personales como tú móvil o la dirección de tu casa. Nunca se sabe quién puede acceder a tu perfil.

Está demostrado que más de un cinco por ciento en Facebook corresponde a perfiles falsos.

Te preguntará con qué objetivo una persona crearía un perfil falso. Justamente con fines non sanctos, personas interesadas a acceder a tu información financiera o la de tus padres o amigos, o con fines aún mucho más preocupantes, como el abuso de menores o el bullying.

No aceptes todas las invitaciones de amistad, ya que facebook no es un concurso de popularidad. Acepta simplemente invitaciones de personas que conoces y que te son familiares.

Por último, utiliza contraseñas seguras, y lo más importante, no utilices la misma contraseña para todas las redes sociales.

¿Qué buscan los hackers?

La respuesta es fácil, los hackers son ni nada más ni menos que los piratas y corsarios del siglo XXI en busca de tesoros ajenos, que en lugar de navegar por las tumultuosas aguas oceánicas, lo hacen en bergantines digitales. Uno de los principales motivos para hackear las cuentas de los usuarios de redes sociales es la obtención de información, que por supuesto, se vende en un mercado paralelo, una verdadera trata de datos personales y contraseñas. En https://como.hackearfaceook.com/ podrás observar los diferentes motivos por los que las personas deciden hackear las cuentas de otros, como por ejemplo, una madre que quiere proteger a su hija o un empleado que desea saber cómo caerle bien a sus jefe para lograr un ascenso, una pareja que desconfía del otro y un sinfín de situaciones más.

Aunque estos motivos parecen inocentes, no dejan de ser una violación a la privacidad de las personas, por eso es importante que mantengas tus redes sociales seguras.

Porque de esta manera evitarás que tu reputación digital sea dañada, ya que muchas personas crean perfiles falsos con tus datos personales.

Otro de los motivos por los que se hackean las redes sociales es la propagación de virus y malware, solo con el hecho de dañar a una comunidad virtual o con intereses comerciales.

Por último, te aconsejamos que no inicies sesión con Facebook en aplicaciones y sitios de Internet, ya que ésos inmediatamente tendrán acceso a tu perfil, tu dirección de correo electrónico y todos tus datos personales.
No se trata de que vivas aterrado, pensando que en cada pestaña que se abra en tu ordenador aparecerá un hacker dispuesto a arruinarte la vida. Sencillamente se trata de mantenerse alerta y utilizar todas las herramientas disponibles para acceder con la mayor seguridad a las redes sociales.