Recoleta planea usar software libre: alcalde se reúne con Richard Stallman

Recoleta planea usar software libre: alcalde se reúne con Richard Stallman

Están estudiando ejecutar un piloto de software libre en alguna dependencia del municipio chileno.

Richard Stallman vino a Chile a dar diversas charlas sobre el uso masivo de software libre. En este marco se reunión con el alcalde de la comuna de Recoleta, Daniel Jadue, para abordar su aplicación a la administración pública.

El software libre lleva años siendo propuesto para usarse en la administración pública. El hecho de que el código de los programas sea abierto, fomenta la soberanía tecnológica, el sentido de comunidad y la base para nuevos proyectos.

La FSF menciona cuatro aspectos que debe tener un software para considerarse como tal, explicando que un programa es software libre si los usuarios tienen cuatro libertades esenciales:

  • La libertad de ejecutar el programa como se desee, con cualquier propósito.
  • La libertad de estudiar cómo funciona el programa, y cambiarlo para que haga lo que usted quiera. El acceso al código fuente es una condición necesaria para ello.
  • La libertad de redistribuir copias para ayudar a otros.
  • La libertad de distribuir copias de sus versiones modificadas a terceros. Esto le permite ofrecer a toda la comunidad la oportunidad de beneficiarse de las modificaciones. El acceso al código fuente es una condición necesaria para ello.

En este marco, Daniel Jadue, mencionó en su cuenta de Twitter que se reunió con el fundador del Proyecto GNU, Richard Stallman, con la intención de estudiar la posibilidad de ejecutar un piloto de software libre en la municipalidad:

Para no caer en malos entendidos, el software libre es una cuestión de libertad y soberanía, no de precio. Es posible que un programa/sistema de este tipo, tenga costo monetario. No obstante, en instituciones, usualmente los gastos se asocian a implementación, capacitación, desarrollo o mantención. A nivel usuario, muchas distribuciones se pueden descargar sin costo o reciben aportes voluntarios.

Así mismo, las administraciones públicas pueden ahorrarse dolores de cabeza como los que tuvo la Municipalidad de Copiapó, que fue demandada por 1700 millones de pesos por Microsoft, tras incumplir sus licencias.