Grave: Se destapa querella criminal contra LG por sobornar a funcionario público en Chile

Grave: Se destapa querella criminal contra LG por sobornar a funcionario público en Chile

Delito habría tenido lugar para ganar una licitación en la Usach y tiene como protagonista al tío de Natalia Compagnon. LG arriesga serias sanciones.

Una querella criminal del Consejo de Defensa del Estado, fue ingresada hace un tiempo en el Sexto Juzgado de Garantía de Santiago. La entidad le imputó a la firma surcoreana LG el delito de responsabilidad penal de la persona jurídica, por sobornar a un funcionario público de la Universidad de Santiago.

Un reportaje de la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío reveló la seria querella que enfrenta la multinacional LG en Chile. La empresa es acusada de sobornar a un funcionario público para ganar una licitación de luminarias en la Universidad de Santiago (Usach), como también para recibir pagos de manera irregular.

Según menciona el portal, el ilícito es hizo a través de dos ejecutivos de la firma y otro implicado llamado Waldo Rojas Soto. Curiosamente, Rojas es tío de Natalia Compagnon, pareja de Sebastián Dávalos (hijo de la ex presidenta Michelle Bachelet) e implicada directa en el Caso Caval.

El orden detallado en el informe es el siguiente. Waldo Rojas organizó una reunión entre Mauricio Carrasco, entonces jefe de finanzas de la Usach, y el gerente de ventas de LG, Roldán Díaz Delgado, para exhibir los productos, con miras a cambiar la iluminación en las salas de la Usach.

Esa reunión se tradujo en que el 31 de enero de 2013, LG se ganara una licitación, puesto que se menciona que Carrasco manipuló los requisitos para que ganara la firma asiática por un monto superior a los 69 millones de pesos. Carrasco se habría llevado 8 millones para la casa por el “acuerdo”, entregados por Waldo Rojas en efectivo.

Por si fuera poco, Carrasco también llegó a un acuerdo verbal con Roldán Díaz de LG para instalar más luminarias LED, que no estaban cubiertas por la licitación. El acuerdo no tuvo ningún respaldo en las normativas de la universidad y los trabajos se ejecutaron por un costo de 117 millones de pesos chilenos. El “acuerdo” fue incluso más caro que la misma licitación.

LG realizó triangulaciones con Tangerine para el pago de la coima. Las facturas analizadas, consideradas falsas, suman 23 millones de pesos por lo que se estima que Waldo Rojas podría haber recibido cerca de 15 por coimear a Carrasco. Documentos revisados por Bio-Bio mencionan que “el contacto de Waldo Rojas en LG era el gerente de ventas Roldán Díaz. Un segundo sospechoso, según el CDE, es Eduardo Quezada Araya, entonces gerente de cuentas importantes de LG, a cargo de supervisar las obras”.

La investigación también reveló que Waldo Rojas estuvo implicado en otro caso de corrupción con la multinacional española Isolux. Le pasó en dos oportunidades bolsos con 15 millones a Carrasco para que la empresa se adjudicara una licitación para construir un edificio en la Usach. Rojas se vincula con los llamados “cuadernos de las coimas” en Argentina.

De momento, Carrasco está condenado por cohecho y fraude al fisco. No obstante, ni Waldo Rojas ni los ejecutivos de LG se encuentran formalizados. Según el mismo medio, el delito podría traducirse en la cancelación de la personalidad jurídica de LG o el pago de serias multas.

Desde FayerWayer contactamos a LG para conocer su versión, pero se abstuvieron de dar declaraciones.