Un pueblo en Nueva Zelanda quiere prohibir que la gente tenga gatos, ¿por qué?

Un pueblo en Nueva Zelanda quiere prohibir que la gente tenga gatos, ¿por qué?

Las personas que ya tengan gatos como mascotas podrán quedárselos cumpliendo ciertos requisitos; pero nadie podrá adquirir nuevos.

El pueblo en cuestión es Omaui y se encuentra en Nueva Zelanda. Y sí, muy pronto podría prohibir que la gente tenga gatos domésticos. La noticia es triste para los amantes de los gatitos; pero hay una fuerte razón detrás de dicha propuesta (que aún no se aprueba).

Un pueblo en Nueva Zelanda quiere prohibir que la gente tenga gatos, ¿por qué?

¿Por qué alguien querría prohibir los gatos?

Los gatos son amor… o algo así. La realidad es que además de ser unas adorables mascotas; también son unos pequeños asesinos peludos y el poco control con su población afecta la fauna nativa de muchos lugares. La irresponsabilidad de los dueños al no esterilizar; dejar salir a sus gatos o abandonarlos es un problema serio no sólo para estos peludos; sino para los animales endémicos de la zona.

Por eso, Environment Southland; agencia ambiental de Nueva Zelanda propuso que se prohiban los gatos domésticos. Así, tajantemente. Eso sí, la gente que ya tiene gatos como mascotas tendrá que castrarlos forzosamente; además de ponerles un chip de localización y registrarlos ante el gobierno.

Pero si alguien quiere un gato nuevo; no podrá tenerlo: ya nadie podrá adquirir nuevos gatitos. A ese punto se ha llegado por la irresponsabilidad de la gente y esa terquedad de dejarlos vagar por las calles.