México: Ya se hizo la primera oferta para comprarle el avión presidencial a AMLO

México: Ya se hizo la primera oferta para comprarle el avión presidencial a AMLO

Un empresario se presentó frente a la casa de Transición de AMLO para entregar una oferta formal de compra del infame avión presidencial, esto ofrece

El día jueves 23 de agosto se presentó el primer representante de una empresa que se ha interesado en ser el comprador del avión presidencial que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha prometido desde su campaña sería vendido por su altísimo costo.

En su momento, el avión presidencial (bautizado José María Morelos y Pavón) fue adquirido por el gobierno de México por 125 millones de dólares, suplantando al anterior avión presidencial. El avión sería utilizado por el actual presidente, Enrique Peña Nieto, durante viajes alrededor del país y en visitas diplomáticas internacionales.

Ahora, Gustavo Jiménez Pons, socio de la empresa de aviación privada GBS Air Enterprise, acudió a la casa de transición de AMLO para hacer una oferta de hasta 1,900 millones de pesos por el 787 presidencial.

Consideramos importante hacerle saber que en una oferta que presentamos incluimos la propuesta de poner a disposición del Ejecutivo del gobierno de México este avión para que su calidad de Presidente pueda hacer uso de la aeronave para asistir a los compromisos internacionales que lo ameritan(sic)” afirmó Jiménez Pons, leyendo del documento que entregó a Leticia Ramírez, la encargada de atención ciudadana.

El trato es que el avión se convertirá en propiedad de de Jiménez Pons, pero que se le permitirá su uso al presidente, siempre y cuando el gobierno cubra los gastos de vuelo y operación.

El empresario también desea rentar las instalaciones especiales que fueron construidas para el avión presidencial. ¿Su objetivo? Rentar el avión a otros mandatarios alrededor del mundo que no cuenten con un medio de transporte propio.

Se trata de una oferta completamente seria. Jimenez Pons desea adquirir la aeronave para hacer su propio negocio. Pero como todo en la política, hay algunos hechos que hacen ver a la oferta un poco sospechosas.

Para empezar, Gustavo Jiménez Pons es el sobrino del próximo director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, el cual fue nombrado directamente por AMLO. Sin embargo, Gustavo Jiménez afirma que no tiene relación alguna con su tío “desde hace años”.

Este de aquí es el tío

El comprador también compitió por obtener una candidatura a la Presidencia de manera independiente, pero no logró obtener las firmas necesarias. Y en el 2006, fue un candidato a la Jefatura de Gobierno por parte del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina.

Todo esto lo coloca en una posición en la que, si realmente se esfuerzan, podrían hacer una conexión que lo vincule con el actual presidente electo de la nación, Andrés Manuel López Obrador. Si existe o no un motivo oculto, está por verse. Pero la entrada triunfal y llamativa que hizo Jiménez Pons al entregar el documento a la casa de transición sin duda fue parte del espectáculo.