¿Qué pasó en la Isla de Pascua durante el siglo XVII? Científicos tienen una nueva idea

¿Qué pasó en la Isla de Pascua durante el siglo XVII? Científicos tienen una nueva idea

Expertos en arqueología plantean interesante hipótesis sobre la supuesta crisis de la Isla.

Aunque se ha dicho que entre el siglo XVI y el siglo XVIII hubo un colapso generalizado en la Isla de Pascua, una nueva investigación cree que la crisis no fue tal.

Se ha extendido la hipótesis de que los isleños experimentaron un colapso luego de que en el siglo XVII se les acabaran los recursos para subsistir. Los Rapa Nui habrían originado una erosión en los suelos y la escasez de alimentos originó conflictos y guerras.

Esta explicación ha sido relativizada por científicos que estudiaron las herramientas usadas por la civilización. La investigación fue publicada en el Journal of Pacific Archaeology y menciona que los isleños mantuvieron una protoindustria dedicada a la fabricación de herramientas y que no hubo un colapso con la magnitud mencionada.

Dale Fredrick Simpson Jr, coautor de la investigación, junto a sus compañeros, estudiaron las canteras donde se obtenían piedras y minerales para construir herramientas como púas, cinceles y tokis, y descubrieron que durante ese período hubo más bien signos de organización que de caos.

Según rescató Gizmodo, los investigadores cortaron pedazos pequeños de piedra de los tokis (herramientas similares a las hachas) usando láseres, y luego emplearon un espectrómetro de masas para analizar los diferentes químicos encontrados. Esto fue lo que dijo Simpson Jr en declaraciones recogidas por el mismo medio:

La idea de la rivalidad y el colapso en la Isla de Pascua podría ser algo exagerada. Para mí, la industria que tenían sobre la escultura en piedra es una evidencia sólida de que hubo cooperación entre las familias y los grupos de artesanos.

Para los expertos, es poco probables que la isla se quedara sin recursos y que hubiesen peleado al punto de la extinción. Este supuesto orden está en sintonía con otro un interesante resulado: la mayoría de los tokis provienen de una sola zona de canteras conocida como Rano Raraku. Considerando esto, se estima que en la isla usaban un tipo de piedra que era posible obtener solo cooperando y compartiendo información.

No obstante, otra coactura del estudio, Jo Anne Van Tilburg, cree que si bien hubo vínculos, tampoco se puede decir a ciencia cierta el trato preciso que tenían:

El uso casi exclusivo de una cantera para producir estas 17 herramientas respalda la idea de que existía una especialización artesanal basada en el intercambio de información, pero no podemos saber de momento si la interacción era de colaboración. También puede haber sido coercitivo de alguna manera. El comportamiento humano es complejo