De acuerdo a una profesora de Harvard, el aceite de coco es tan saludable como el veneno puro

De acuerdo a una profesora de Harvard, el aceite de coco es tan saludable como el veneno puro

Una profesora de la Universidad de Harvard se ha colocado en una cruzada por informar al mundo acerca del peligro que es el aceite de coco

Uno de los más novedosos “super alimentos”, el aceite de coco se ha vuelto famoso y popular durante los últimos años gracias a sus múltiples beneficios. Se ha promocionado como un tratamiento para el cabello y la piel dañada, para combatir la obesidad, mejorar la inteligencia e incluso para prevenir el Alzheimer. Pero para Karin Michels, una profesora de Harvard, este alimento es en realidad un gran riesgo para la salud.

Michels, epidemióloga de la escuela de salud pública TH Chan de Harvard, ha asegurado que el aceite de coco es “uno de los peores alimentos que puedes comer”. Durante su conferenciaAceite de coco y otros errores nutricionales” en la Universidad de Freigburg, la profesora desmintió las mentiras que la industria de los alimentos ha propagado acerca del aceite de coco, y de la gran variedad de “súper alimentos” que se han popularizado entre la población.

La Dr. Michels durante su conferencia

Una industria de 229 millones de dólares solamente en los Estados Unidos, el aceite de coco ha sido popularizado por celebridades y grandes empresas de “bienestar”. Sin embargo, una gran cantidad de expertos y organizaciones de salud han advertido que el consumo del aceite de coco no es más saludable que otros tipos de grasas.

El 80% de la composición de este ingrediente son grasas saturadas, una cantidad mucho mayor que aquellas que presume sustituir: la mantequilla solo cuenta con 54% de grasas saturadas, mientras que la manteca de cerdo solo contiene un 39% de las mismas. Así es, la manteca de cerdo es más saludable que el aceite de coco.

Esto ha causado que el aceite de coco sea uno de los principales culpables de altos niveles de colesterol LDL (es decir, el “malo”), y ha causado obesidad, bloqueo de arterias y un elevado riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

La Americans Heart Foundation y el British Heart Foundation han advertido que ingerirlo es peligroso para la salud. Estas organizaciones han realizado estudios que afirman que los beneficios solo son especulaciones y que no existen pruebas o investigaciones de calidad que lo comprueben.

Aún así, el ingrediente continúa siendo uno de los más populares en las cocinas de una gran cantidad de personas. El consumir este alimento puede llegar a ser un enorme riesgo. Si ustedes lo consumen, tal vez es hora de pensarlo dos veces.