Google habría comprado datos a Mastercard para espiar lo que compras

Google habría comprado datos a Mastercard para espiar lo que compras

¿Alguna vez has comprado algo con tu tarjeta pare ver publicidad de eso en tu smartphone? Hay una explicación.

La presencia de Google parece ser algo aterrador. La compañía en el lado público de sus acciones mantiene expandiendo su plataforma; para convertirse en algo más que cotidiano. Pero por el otro extremo también hace algunos arreglos de ética delicada; como lo sucedido con Mastercard.

De acuerdo con un explosivo reportaje de Bloomberg, el gigante informático habría hecho un acuerdo comercial con la popular compañía financiera para espiar a sus usuarios.

Los detalles son difusos, pero básicamente Google tendría acceso a los datos sobre los hábitos de consumo de los usuarios de tarjetas Mastercard en Estados Unidos. De manera que pudiera cruzar las compras que se hacían offline, con la publicidad mostrada en su red, para generar un mejor desempeño.

Google habría comprado datos a Mastercard para espiar lo que compras

El medio asegura que habría tomado más de cuatro años llegar a esta acuerdo millonario; que lleva por lo menos 12 meses activo. Aunque ni Google, ni Mastercard han anunciado públicamente esta asociación.

Sobra decir que ninguna de las compañías ha notificado formalmente a sus clientes que sus compras realizadas en establecimientos físicos, son rastreadas por Google para correlacionarlo con la publicidad que les van a mostrar en su smartphone.

Se supone que los datos son relativamente anónimos; y la identidad de los clientes queda protegida. Pero la manera de funcionar del sistema es delicada.

Un usuario navega por la red y ve un anuncio de Google. Da clic sobre él y mira el producto de su interés, pero no lo compra en línea.

Luego, si el usuario decide comprar ese producto presencialmente en una tienda; y paga con su tarjeta Mastercard, Google recibe una notificación para contactar al anunciante original.

Demostrando así "la efectividad" de su plataforma. Con la obvia intención de alimentarla con más campañas publicitarias hechas a la medida.

Será interesante conocer la postura oficial de ambas compañías sobre esta filtración. Es algo delicado.