En Estados Unidos, el Partido Demócrata ha prohibido a sus miembros el uso de productos chinos Huawei y ZTE

En Estados Unidos, el Partido Demócrata ha prohibido a sus miembros el uso de productos chinos Huawei y ZTE

El Partido Demócrata de los EE.UU. ha decidido seguir a otras organizaciones del país en su prohibición de productos de Huawei y ZTE por miedo a espionaje

Aunque no es noticia el hecho de que la administración de Trump tiene un fuerte sentimiento en contra de las empresas chinas de telecomunicaciones ZTE y Huawei, un nuevo grupo parece haber tomado la misma perspectiva. El Comité Nacional Demócrata de los Estados Unidos (DNC, por sus siglas en inglés) ha advertido a los candidatos del partido no utilizar ningún dispositivo de estas empresas por razones de seguridad.

De acuerdo a Bob Lord, jefe de seguridad del DNC, por medio de un correo electrónico enviado a todos los trabajadores del partido y miembros de campaña activa, es importante estar atento a estas medidas de seguridad. “Por favor, asegúrense de no utilizar (o comprar) dispositivos ZTE o Huawei en ningún lugar dentro de su staff, bien sea para uso personal o de trabajo (sic)” dijo Lord en el correo.

Varios miembros del gobierno de los Estados Unidos han hecho presión a compañías nacionales para evitar la venta y distribución de productos Huawei y ZTE, bajo la afirmación de que cualquier dispositivo de estas empresas chinas podría utilizarse para espiar a ciudadanos estadounidenses.

Aunque no existen pruebas concretas acerca de una situación como la que mencionan aquellos en contra de estas empresas, jefes de agencias de inteligencia estadounidenses han recomendado a sus ciudadanos no utilizar estos dispositivos. El Departamento de Defensa retiró los teléfonos móviles y módems fabricados por toda compañía china de las tiendas de electrónicos dentro de sus bases militares por las mismas razones de seguridad.

¿Verdaderamente existirán razones para estas precauciones? Aunque por el momento solo están prohibiendo el uso de productos Huawei y ZTE, es posible que en un futuro cercano podremos ver a otras empresas extranjeras siendo retiradas forzosamente del mercado estadounidense.