¡Ups! Sin querer científicos descubrieron la fórmula para comer sin engordar

¡Ups! Sin querer científicos descubrieron la fórmula para comer sin engordar

Un par de científicos de la Universidad de Yale accidentalmente encontraron una fórmula que podría permitirte comer todo lo que quieras sin engordar un kilo

Aceptemoslo: la obesidad es uno de los más grandes problemas que hay para la humanidad desde hace ya una cuantas décadas. La televisión y el internet ha estado atiborrado de “soluciones milagrosas” para perder peso instantáneamente, cada año vemos una nueva dieta de moda por la cual celebridades apostarían a sus primogénitos, y se ha vuelto una obsesión el encontrar el siguiente “superalimento”. Pero ahora, dos científicos encontraron un método para no engordar, completamente por accidente.

comer sin engordar

Anne Eichmann y Feng Zhang, un par de científicos de la Universidad de Yale que estudian la obesidad, intentaban crear un ratón con obesidad mórbida para llevar a cabo un experimento. Sin embargo, se dieron cuenta de que el ratón que intentaban engordar no solo no subía de peso, sino que comía desenfrenadamente.

Los científicos afirmaron que la falta de dos moléculas en la genética del ratón ayudaron a bloquear los vasos linfáticos que absorben las grasas de los alimentos que pasan por el intestino. Al no poder absorber estas grasas, no importa cuanto ingiriera el ratón, no subía de peso.

Comer sin engordar

Eichmann y Zhang descubrieron tras estudiar al ratón el proceso por el cual los ratones no engordaban. La falta de esas dos moléculas impidió que el tejido linfático absorbiera los quilomicrones (una de las partículas de grasa) de sus alimentos. Al no absorber estos lípidos a sus organismos, los ratones simplemente expulsaban una gran cantidad de las grasas que ingerían.

todo lo que quieras

En términos simples, el tejido que absorbe la grasa se cerró bajo llave, impidiendo que la grasa entrara. Luego de investigar a estos ratones (que genéticamente carecían del factor de crecimiento endotelial vascular 1 y de la proteína neuropilina 1), encontraron que el bloqueo se podía replicar en otros ratones normales. Al inhibir la proteína ROCK (Kinasa asociada a Rho, por sus siglas en inglés), los vasos linfáticos son inhibidos durante una cierta cantidad de tiempo.

Actualmente, un inhibidor de ROCK se usa en un medicamento para el tratamiento del glaucoma. Si logran obtener los permisos necesarios, Eichmann y Zhang podrían comenzar a probar este inhibidor para un medicamento que pueda evitar la absorción de lípidos, y por ende, la subida de peso que eventualmente lleva a la obesidad.