Investigadores aconsejan: "Si Chile quiere que su patrimonio salga a la luz lo tiene que digitalizar"

Investigadores aconsejan: "Si Chile quiere que su patrimonio salga a la luz lo tiene que digitalizar"

Duoc realizó una nueva versión del Congreso de Innovación Tecnología Innovatics que tuvo como tópico el digitalizar las bibliotecas y documentos de Estado.

La idea de digitalizar las bibliotecas, el aparato público, los documentos con los que hacemos trámites cotidianamente, es un anhelo no sólo del Estado, también del sector privado e instituciones de educación.

Esta semana se realizó la 8° versión de Innovatics, evento internacional organizado por Duoc UC ", Sistema de Bibliotecas UC  y Biblioteca de Santiago" y que analizó el escenario futuro de las bibliotecas y sus usuarios en la era de la conectividad digital.

La cita contó con expertos internacionales que compartieron sus visiones sobre las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TICs) y los desafíos que están representando en el mundo de la documentación. Entre los invitados destacaron el académico e investigador británico, Guy Merchant, y la especialista en gestión de Servicios de Información de la Universidad Autónoma de Barcelona, Cristina Azorín, entre otros.

Duoc

Hablamos en Fayerwayer con Guy Merchant. El académico inglés concluyó que las bibliotecas son fundamentales para asegurar el uso adecuado de la información y sus recursos son un eje en la formación integral que se brinda a los niños, estudiantes, adultos y tercera edad.

FW: ¿Cómo ve el desarrollo de las bibliotecas digitales y cuál es el aprendizaje que deberíamos hacer en la sociedad para su implementación?

GM: En primer lugar, yo nunca voy a defender la digitalización completa de la biblioteca porque creo que las personas siempre van a querer acceder a materiales digitales. Así que yo abogaría más bien por una biblioteca más híbrida. La biblioteca sirve como una puerta de entrada para el acceso a una variedad de materiales y formatos. El gran aprendizaje aquí es el desarrollo de aquellas habilidades digitales críticas que las personas van a necesitar para poder discernir entre el abanico de materiales que podrían acabarse sacando a la biblioteca. Así, podrán desarrollar los criterios que necesitan para poder acceder a la información que realmente requieren.

FW: ¿Es más fácil universalizar el acceso a la cultura con los archivos digitales?

GM: Sí. La promesa ahí es de que la existencia de la cultura en formato digital provee la posibilidad de que la gente pueda acceder desde cualquier parte a la cultura, aunque la realidad no es necesariamente siempre así por políticas, problemas de conectividad, barreras de costos, ya que hay sitios de Internet donde debes pagar para poder acceder a la información; pero hoy mismo puedo acceder a mi biblioteca de Inglaterra desde mi habitación del hotel en Providencia. Así que eso es el comienzo de lo que sí es una universalización del acceso.

También hablamos con Cristina Azorín sobre todo por la opción del Estado de Digitalizar su trabajo.

FW: Chile y el gobierno del presidente Piñera quieren digitalizar el Estado y su documentación. ¿Qué factores hay que tomar en cuenta para que los repositorios digitales funcionen bien en el aparato público y de las instituciones?

CA: Es que hay muchos factores. He hecho la pirámide de Maslow para esto. Primero hay que crear el repositorio y con ello empezar desde abajo, moviéndose con las bibliotecas y bibliotecarios y los archivos, aunque sea para crear plataformas sin muchos recursos. Después hay que buscar apoyo institucional y si este apoyo ya viene desde el presidente y hay una decisión de Estado de hacerlo, entonces muy bien porque habrá más recursos y no habrá que empezar el movimiento desde abajo y será mucho mejor. Básicamente lo que hay que tener en cuenta es eso, que hay que tener muchos recursos y personas. No es un proyecto que comiences y acabes, como un edificio. Sino que eso se debe sostener en el tiempo.

Hay recursos de programas, software y hardware y luego muchos de personal, porque introducir todos los datos y ver que todo calce es complicadísimo.

FW: ¿Cómo has visto este funcionamiento en otros lugares del mundo?

CA: Bien, es por eso camino donde hay que ir. El mundo ahora no está en los archivos ni en las bibliotecas cerrado bajo llaves, sino que todo lo que no es internet, no existe. Todo lo que no se pueda ver y consultar desde cualquier sitio del mundo, no se visibiliza y no se ve. O sea que si Chile quiere que ese patrimonio salga a la luz lo tiene que digitalizar.

Por otro lado, Santiago Villegas, estratega digital para la Gestión del Conocimiento, entregó antecedentes para convertir a las bibliotecas en lugares amigables para promover la cultura digital y literaria: “La idea es crear lugares líquidos para sociedades sólidas, integrando los computadores a las bibliotecas, sin bloqueos de páginas, pero sí promoviendo el autocontrol y la interacción y no pidiéndole que no haga ruido al otro, ya que todo se mueve constante y dinámico como la comunidad”.