Chile: Así funciona el “ciberpatrullaje” de Carabineros en redes sociales

Chile: Así funciona el “ciberpatrullaje” de Carabineros en redes sociales

¿Recuerdan la denuncia por “amenazas” de Cecilia Perez? Así operan internamente.

Este fin de semana salió a la luz un caso que generó visiones encontradas: un joven fue detenido por emitir un tuit (para muchos sin credibilidad) donde supuestamente amenazaba a una ministra del gobierno. El equipo detrás de rastrear los comentarios es el OS-9 de Carabineros, pero ¿cómo actúa realmente?

Un informe de La Tercera relató cómo opera este departamento. En el Código Penal están tipificadas las amenazas cuando hay una advertencia seria a otro, con la intención de causar daño a él mismo o a su familia, “en su persona, honra o propiedad, un mal que constituya delito, y siempre que por los antecedentes aparezca verosímil la consumación del hecho”. Los responsables pueden estar hasta tres años en la cárcel por ello.

Con este marco legal, el OS-9, que analiza bandas y organizaciones criminales, tiene un equipo dedicado a investigar este tipo de mensajes en redes sociales. Se trata de cuatro ingenieros que realizan lo que consideran un “ciberpatrullaje”.

Los efectivos se meten a las redes sociales y ven si existen conductas delictuales, todo esto adicionalmente a las políticas propias de cada plataforma, como Twitter o Facebook. En entrevista con el medio, la teniente Javiera García, explicó la metodología:

Cuando hay algún comentario que indica directamente la intención de agredir gravemente a una persona, como, por ejemplo, un “te voy a matar”, se enciende la alerta que la configura como una amenaza a considerar y a investigar junto al Ministerio Público.

Se lleva a cabo el rastreo, aunque es mucho más fácil y más rápido cuando existe la denuncia, porque ahí se entregan antecedentes por mensajería interna u otros de contenido más explícito.

El “ciberpatrullaje” tiene un énfasis permanente en los perfiles con muchos seguidores, dicen. Ahora bien, siempre hay un margen que puede a quedar a criterio. Por ejemplo, se ha dicho que el último caso sobre las supuestas “amenazas” a Cecilia Pérez, carece de seriedad y verosimilitud.