Twitter suspendio 70 millones de cuentas en los últimos dos meses

Twitter suspendio 70 millones de cuentas en los últimos dos meses

De acuerdo a The Washington Post, Twitter ha suspendido más de 70 millones de cuentas únicas en su plataforma, descubre porqué

En respuesta a las crecientes controversias acerca de campañas de desinformación de origen ruso, Twitter ha llevado a cabo un operativo en su propia plataforma para encontrar y eliminar millones de cuentas falsas, así como bots y usuarios trolls. Probablemente gracias a la presión del público hacia Facebook y Twitter, esta operación parece haber sido excesivamente productiva para la compañía.

De acuerdo a un reporte por The Washington Post, Twitter logró suspender 70 millones de cuentas en el lapso de tiempo de los últimos dos meses, tras iniciar su operativo en contra de actividad maliciosa en su plataforma. Esto es más del doble de las suspensiones que ocurrieron en Octubre de 2017, durante su último operativo similar.

En una publicación del mes anterior, Twitter afirmó que habían estado trabajando para mejorar sus políticas de seguridad, y que sus sistemas habían identificado a más de 9.9 millones de cuentas potencialmente automatizadas por semana.

De acuerdo a The Post, es posible que este cambio en vigilancia por parte de Twitter pueda causar un declive en el número de usuarios totales de la compañía durante el segundo trimestre fiscal del año. Un ejecutivo de Twitter, sin embargo, respondió que la gran mayoría de las cuentas eliminadas raramente hacían publicaciones, por lo que no esperan un efecto negativo para el número de usuarios reales de la compañía.

Facebook podría estar en problemas

Curiosamente, fue un representante de la compañía quien anteriormente e el año realizó un comunicado en el que confirmaba que estos esfuerzos por mejorar la calidad de la información dentro de la plataforma si había impactado los usuarios mensuales de Twitter, y que de continuarlos podrían causar un efecto mayor en un futuro cercano para la compañía.

Pareciera que no la tienen fácil. Pero es necesario que las mismas compañías vigilen sus plataformas para mantenerlas limpias de actividades que puedan impactar negativamente a la sociedad, como ya lo han logrado hacer.