Sushi Striker: The Way of Sushido, o un notable "puzzle de acción" [FW Labs]

Sushi Striker: The Way of Sushido, o un notable "puzzle de acción" [FW Labs]

Juntar piezas de sushi, armar platos gigantescos y tirárselos al rival en la cara. ¿Qué podría salir mal? Absolutamente nada.

Los juegos de puzzle, al menos en consolas, no son lo más abundante que hay y durante los últimos años, estos parecen haber encontrado un lugar muy cómodo en las pantallas del celular. Por la manera de jugar las partidas y la pantalla táctil, Candy Crush y los sucedáneos de Tetris florecieron e hicieron los puzzles en formato "consola" algo menos frecuente.

Por lo anterior, Sushi Striker: Way of Sushido es casi un caso extraño. Usa lo básico de un juego de puzzles como ser juntar piezas de colores similares, pero de ahí en adelante todo es medio caótico y de buenas a primeras no tan sencillo de entender porque hay variables varias que controlar en medio de una partida que en algún momento parecen incluso exageradas.

Pero de ese caos emerge un juego muy inteligente (la mayoría de los de puzzle lo son) y que dentro de lo especial de su formato, gana gracias a ese mismo caos.

En Sushi Striker hay que juntar piezas de sushi para armar platos lo más grande posibles y así arrojárselos a la cara del rival. Las piezas de sushi van pasando por unas bandas (tres por cada jugador más una común) que se mueven de forma horizontal y a diferentes velocidades. Las combinaciones se van armando con piezas que tienen cierta proximidad y una vez armada, se envían a un "pozo" de platos, desde donde se pueden arrojar a discreción.

El fin del juego es bajar la barra de salud del rival y para ello, siempre es mejor armar combinaciones más grandes. El problema es que ese "pozo" de platos de sushi solo permite tener cinco como máximo y la sexta combinación elimina la primera que se creó. ¿Tenía guardada una de más de 10 piezas y la cambié por error por una mísera de dos? Que lástima.

En medio del caos que es ir recolectando piezas y fijarse en el pozo de platos listos para ser lanzados, también hay que prestar atención a la barra de habilidades especiales que se pueden ir equipando y que, una vez llenas, cambian las piezas de sushi por postres para recuperar energía o bien aumentan el ataque de los platos que se lanzan durante un tiempo limitado. Y como si lo anterior no fuera suficiente, también hay que ver que está haciendo el rival que, ya sea CPU o humano, también recolecta sus piezas y nos las tira en la cara.

Las partidas de Sushi Striker son cortas pero ese lapso es bastante intenso desde el primer momento. Las bandas con piezas de sushi nunca se detienen e incluso a veces se mueven más rápido, estropeando en último instante combinaciones gigantescas de piezas. Y en pantalla hay muchas cosas moviéndose, lo que marca una diferencia palpable con otros juegos de puzzle más calmados. Sushi Striker es un juego caótico que obliga a prestar total atención a todo lo que pasa. El que se descuida, pierde.

Sushi Striker

Es interesante la manera en que poco a poco se van introduciendo las nuevas mecánicas a medida que pasan los niveles, de forma muy gradual. Casi como si los diseñadores entendieran que tirar todo en la cara del jugador (como hacen los monigotes en el juego con el sushi) fuera contraproducente. Porque quizás la base no sea tan compleja, pero esa base, sin elementos extra como la presión del rival lanzando sushi o el movimiento de las bandas de comida, sería mucho menos interesante.

Sushi Striker: Way of Sushido además se da el lujo de ir contando una historia mediante cinemáticas tipo animé en la que se relata lo que pasa en un mundo donde no existe el pescado. Para un juego de puzzles como este quizás sea innecesario, pero que más da: los desarrolladores lo incluyeron y se agradece.

Un detalle que me resultó un poco contradictorio fue el de la pantalla táctil. Inicialmente aprendí a jugar Sushi Striker con los controles físicos y a veces el cursor se me perdía entre tanto movimiento en pantalla. "Tal vez en modo táctil sea más fácil", pensé, pero resultó ser extrañamente algo más incómodo y después de tres o cuatro partidas, conecté los Joycon de vuelta y seguí como antes.

Y las piezas siguieron volando hacia la cara de mis rivales, humanos y de los otros.

Sushi Striker

Sushi Striker: The Way of Sushido es un juego muy bien planteado y resuelto ídem. No es difícil, pero sí es un poco más complejo que los juegos de puzzle más comunes donde el único rival es la pantalla llenándose de piezas. Aquí hay que prestar atención a tantas cosas que en un comienzo parece fácil perderse, pero después de unas horas ya logré dominar los potenciadores, las combinaciones de piezas y lanzar ataques devastadores con los que borré a rivales con apenas un par de tiros.

"Puzzle de acción" sería quizás una buena forma de describir a este juego. Yo no soy tan asiduo a los juegos de puzzles en general, pero este lo recomendaría sin problemas a cualquiera que busque algo un poco diferente a los rompecabezas tradicionales.

Sushi Striker: The Way of Sushido está disponible ya en Nintendo Switch y Nintendo 3DS. Copia de revisión facilitada por Nintendo.