Sombra, la perra antinarcóticos que fue amenazada de muerte en Colombia

Sombra, la perra antinarcóticos que fue amenazada de muerte en Colombia

El efectivo trabajo de la perra perteneciente a la Policía Antinarcóticos ha generado la incautación de varias toneladas de cocaína en su carrera.

Desde hace décadas las autoridades colombianas han tenido que luchar contra un modelo criminal que se ha negado a desaparecer: el narcotráfico. Por más políticas y nuevos métodos que se empleen para contrarrestarlo, no ha sido nada sencillo. Ponerles las cosas difíciles a los criminales puede implicar muchos problemas. Así lo pudo confirmar la Policía Nacional cuando se supo que había una millonaria recompensa por la cabeza de una perra antinarcóticos llamada 'Sombra'.

Sombra es una pastor alemán de seis años que trabaja para la policía antinarcóticos. Esta perra ha resultado ser muy efectiva en medio de los operativos de la fuerza pública. Durante un buen tiempo su olfato ha servido para detectar toda cantidad de cargamentos de droga.

Este año Sombra asestó uno de los mejores golpes de toda su carrera. En junio descubrió nada más y nada menos que 5,3 toneladas de cocaína en Turbo, Antioquia. No conforme con eso, posteriormente encontró otras 4 toneladas escondidas en autopartes que iban a ser exportadas. El destino de la droga era Europa.

Esto no le gustó nada al Clan del Golfo, la organización narcotraficante dueña de los cargamentos confiscados. Según fuentes de inteligencia de la policía, la banda criminal habría puesto una recompensa de 20 millones de pesos (USD 7.000) por la cabeza de la perra.

Actualmente el Clan del Golfo es una de las bandas criminales más poderosas de Colombia. De hecho, su cabecilla, Dario Antonio Úsuga (alias Otoniel) es uno de los hombres más buscados del país. Sombra se había convertido en un obstáculo para sus planes, por lo que la amenaza se tomó muy seriamente.

Sombra, la perra antinarcóticos que fue amenazada de muerte en Colombia

Puesta a salvo

Las autoridades actuaron inmediatamente para proteger la vida de Sombra. Decidieron trasladarla de su sitio de operaciones en el Golfo de Urabá (en la costa atlántica) al aeropuerto El Dorado de Bogotá. Desde entonces el can ha podido descubrir más individuos tratando de sacar cocaína del país.

Sombra es muy querida y respetada entre las filas de la policía. Fue el mismo general  Jorge Nieto quien pidió medidas de protección para la perra antinarcóticos. El coronel Carlos Fernando Villareal, jefe de entrenamiento canino en la división de antinarcóticos, le dijo a RCN qué tanta gente ha caído gracias a la nariz del can:

Su intuición ha permitido la captura de más de 245 personas en aeropuertos como el José María Córdova, en Rionegro y El Dorado, en Bogotá".

Sombra ha participado en más de 300 operativos de la policía. Además, ha ganado dos veces la medalla "Wilson Quintero" por su gran labor en la lucha contra el narcotráfico.

Parece que todavía le queda una larga carrera por delante a esta agente de cuatro patas. Eso sí, con un poco más de compañía solo para estar más seguros de que su vida no correrá peligro.