Un 'reloj-espía' sería la pieza clave para una de las investigaciones más importantes de la corte suprema de Colombia

Un 'reloj-espía' sería la pieza clave para una de las investigaciones más importantes de la corte suprema de Colombia

Un 'reloj-espía' que tiene una pequeña cámara incrustada en el número 'VI' sería la prueba fundamental de la investigación.

Álvaro Uribe Vélez es sin duda alguna uno de los hombres más poderosos e influyentes de Colombia. Durante sus años como presidente logró ganarse el amor de unos y el odio de otros. Su firmeza en la toma de decisiones y su discurso lo han hecho gozar de una gran popularidad. No obstante, el futuro de su carrera política e inclusive su libertad podrían estar en juego debido a la existencia de un 'reloj-espía'.

Todo comenzó cuando el exparamilitar Juan Guillermo Monsalve fue contactado por el congresista Iván Cepeda en 2011. Así, Monsalve decidió convertirse en testigo clave en un proceso en contra del expresidente por supuestamente haber cometido crímenes de lesa humanidad.

Según Monsalve, en la hacienda Guacharacas, propiedad de la familia Uribe Vélez, se realizaron masacres y se conformó el Bloque Metro de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). De ser cierto esto, los hermanos Álvaro y Santiago Uribe habrían dado órdenes a Monsalve y otros combatientes del grupo al margen de la ley.

Un

Monsalve empezó a recibir presiones estando en la cárcel para que desistiera de acusar a Uribe. De hecho, se le decía que debía acusar a Iván Cepeda de haberlo hecho dar falso testimonio. El testigo denunció varias veces estas acciones sin mucho éxito, hasta que decidió emplear un curioso dispositivo.

Con un llamado 'reloj-espía', Monsalve empezó a grabar las conversaciones que tenía en la cárcel. En ellas aparecieron varios abogados cercanos a Uribe que insistían en que retirara el testimonio. Esto fue suficiente para que la Corte Suprema de Justicia llamara a Uribe a investigación por supuesta manipulación de testigos.

Como si fuera poco, Uribe acusó al presidente Juan Manuel Santos de colaborar con agencias internacionales para buscar dañar su nombre. En un tweet reciente culpó al servicio de inteligencia británico MI6 de estarlo espiando.

El reloj

Así que Uribe ahora está ahora en problemas por un empleo bastante astuto de la tecnología. Monsalve grababa las conversaciones que tenía sin que las otras personas sospecharan qué estaba sucediendo.

Según la descripción proporcionada por la revista Semana, el dispositivo parece ser de la marca G-Shock de Casio. Se considera un reloj-espía al tener una cámara escondida justo donde está el número "VI". Con solo tocar el botón de encendido ya se puede poner a funcionar la cámara sin rastros muy evidentes.

Un

 

El dispositivo graba a una calidad Full HD 30 FPS y tiene hasta 32GB de almacenamiento. Puede tomar fotografías, grabar solamente audio o grabar video de forma continua hasta por una hora aproximadamente.

Algunos otros datos del dispositivo son:

  • La cámara tiene visión nocturna por infrarrojo.
  • Es resistente a las salpicaduras.
  • Se puede conectar por USB para descargar el material tomado.
  • Tiene un formato de fotografía de 4032 * 3024 JPEG.

Todavía no es seguro cómo es que Monsalve logró ingresar el reloj a la cárcel. Se está estudiando la posibilidad de que haya sido por las típicas redes de corrupción que rigen dentro de las cárceles o que la propia esposa del testigo se lo haya dado.

Hoy en día el reloj se puede conseguir fácilmente por internet. Una versión "alterna" llamada G-Shook se encuentra en Mercadolibre a un precio promedio de 150 mil pesos. Aquí se puede ver la calidad de sus tomas:

¿Podrá esta investigación por manipulación de testigos revelar una verdad aún más inconveniente para Uribe?