Nvidia está trabajando en su propio sistema de conducción autónoma

Las aspiraciones de Nvidia están en crear un servicio de taxis autónomos que funcionen a partir de la arquitectura Drive PX Pegasus que la compañía diseñó.

En Fayerwayer hemos hablado un montón sobre la conducción autónoma. Desde hace unos pocos años esta funcionalidad ha sido muy popular entre los amantes de la tecnología y lo único que ha hecho es crecer con el paso del tiempo. Ya reconocemos a algunos actores del mercado actual como Tesla, pero un viejo conocido como lo es Nvidia también piensa aprovechar esta oportunidad en grande.

Desde hace algún tiempo la compañía de GPUs está trabajando en un proyecto bautizado como Nvidia Drive. Este se trata de carros con un nivel de autonomía de 4 y 5, es decir, que se conducirán completamente solos. Recordemos que en el estándar actual, los vehículos de Tesla tienen nivel 3 de autonomía. Es por esto que se le llama "piloto automático" y el ocupante del vehículo debe estar atento al camino.

Nvidia está trabajando en su propio sistema de conducción autónoma

Nvidia asegura que el sistema contará con una inteligencia artificial basada en deep learning. En este caso quiere decir que aprende a reconocer objetos a través de sus cámaras y de haberlos visto cientos de veces. Así aprende a reconocer otros vehículos y obstáculos, saber qué velocidad es la prudente e incluso los colores de un semáforo.

Para lograr esto, Nvidia desarrolló la Drive Pegasus, el cerebro de la IA encargada del vehículo. Pegasus alcanza los 320 TOPS, que equivale a 320 billones de operaciones por segundo. Contiene dos Xavier Soc y dos de las GPU de próxima generación de Nvidia.

Nvidia está trabajando en su propio sistema de conducción autónoma

Un ambicioso proyecto

Lo cierto es que el propósito final de Nvidia no es vender los vehículos a un particular. Lo que pretende es crear todo un sistema de taxis autónomos que sean requeridos con solo usar el teléfono móvil. En caso de que pidas un vehículo, este llegaría sin conductor alguno a recogerte y te llevaría al destino que escojas.

Para lograr esto, la compañía recibió el apoyo de más de 320 socios, entre ellos Daimler y Bosch. El primero es propietario de Merdeces-Benz y el segundo uno de los mayores fabricantes de autopartes del mundo.

Nvidia pensó en ofrecer este servicio debido a la gran demanda de transporte actual. La compañía asegura que el costo del servicio estará alrededor de los 17 centavos de dólar por milla. Un precio considerablemente bajo a cambio de no tener que preocuparse por cómo salir de un embotellamiento.

¿Cuándo lo veremos en las calles? Aún no se sabe, pero esta una oportunidad que Nvidia no quiere dejar ir.