México: La UNAM y la INAOE ayudan en un hallazgo científico que ayuda a probar la teoría del Big Bang

México: La UNAM y la INAOE ayudan en un hallazgo científico que ayuda a probar la teoría del Big Bang

Científicos mexicanos de la UNAM y la INAOE formaron parte de un equipo de investigadores que ha hecho un importante descubrimiento acerca del Big Bang

Durante 12 años, 21 científicos de seis países diferentes han llevado a cabo una investigación acerca de la “materia ordinaria” del Universo. Esta se trata de toda la materia que podemos observar alrededor de nosotros, incluyendo seres vivos. El equipo ha estado intentando encontrar la mitad de la materia que había sido predicha por la Teoría del Big Bang. Ahora, piensan que han encontrado en donde podría estar escondida.

De acuerdo a la Teoría del Big Bang, durante la creación del Universo una explosión causó la formación de diferentes tipos de materia que eventualmente se transformarán en los planetas y estrellas que conforman las galaxias, las cuales a su vez, integran el Universo.

No sabíamos dónde estaba la mitad de la materia ordinaria, no se podía haber desintegrado y tendría que estar en algún lado” mencionó Yair Krongold Herrera, miembro del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). Por parte de México, también participaron Divakara Mayya y Daniel Rosa Gónzalez del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE).

De acuerdo a estudios recientes, el Universo está compuesto por tres elementos diferentes: la materia ordinaria (4% del Universo), la materia oscura (23%) y energía oscura (73%). Los últimos dos elementos aún no han sido detectados , y de la materia ordinaria sólo se había observado la mitad de lo que se había predicho con la teoría existente.

Comprobando la teoría del Big Bang

Con acceso a los telescopios espaciales XMM-Newton, de la Agencia Espacial Europea (ESA), el Hubble de la NASA y la ESA, y el Gran Telescopio Canarias, telescopio terrestre del Instituto de Astrofísica de Canarias en España, los científicos observaron un solo punto en el espacio, entre dos galaxias. Esto les llevó al descubrimiento de un par de “filamentos” que no habían sido observados anteriormente.

Los filamentos descubiertos se detectaron en rangos de visión de rayos X y en ultravioleta. Compuestos de material increíblemente caliente, estos filamentos parecen contener gases en constante flujo. Los científicos consideran que estos “filamentos” espaciales pueden contener el resto de la materia ordinaria que no ha sido encontrada en estudios anteriores, fortaleciendo la teoría de la creación del universo.

Es importante avanzar hacia otros objetos porque así podremos entender además cuál es el estado físico de esta materia. Eso nos da una pista sobre cómo han sido los procesos de formación de las galaxias(sic)” comentó Krongold, haciendo alusión al siguiente paso de la investigación.

Utilizando el mismo método, planean estudiar diferentes puntos en el espacio para lograr encontrar más de estos filamentos, con la esperanza de deducir cómo han sido formados, así como cada una de sus características. Con esto, lograrán encontrar un mejor entendimiento de la formación de las galaxias.