México: ¿Cómo evitar que te sigan llamando de call centers y empresas de cobranza?

México: ¿Cómo evitar que te sigan llamando de call centers y empresas de cobranza?

Los call centers son uno de los grandes males de nuestros tiempos y sí, es desesperante recibir llamadas de ellos en los momentos menos oportunos.

Los call centers tienen ese tino sagrado de marcarte en los momentos menos oportunos; por ejemplo, cuando estás trabajando o en medio de una importante reunión. Y lo peor es que no aceptan un "no" como respuesta. Intentas hacerles entender que no quieres lo que te ofrecen; pero aún así no cuelgan la llamada. Hablan y hablan con un diálogo aprendido de memoria y a mil palabras por segundo. Sin duda son un dolor de cabeza. Por suerte, hay una manera de evitar que te sigan llamando.

México: ¿Cómo evitar que te sigan llamando de call centers?

Deshazte de las llamadas de call centers

La opción más sencilla para librarte de este dolor de cabeza es acercándote a la Condusef para registrarte en el Registro Público de Usuarios; aka REUS. Por ley, quienes estén aquí quedarán exentos a las llamadas publicitarias.

Una vez dentro; pasará un máximo de 45 días para que comience a funcionar y seas agregado a la base de datos oficial. Eso sí; tienes que actualizar tu inscripción cada dos años.

Darte de alto es muy sencillo; puedes hacerlo en este enlace o llamar por teléfono al 01800-999-8080 si estás en el interior de la República o al 5340-0999 desde la CDMX.

En el supuesto de que a pesar de esto vuelvas a recibir una llamada de call center; podrás denunciarlo ante la Condusef.

Hay otra forma… 

Esta forma es un poco más definitiva. Se trata de un servicio puesto en marcha por la Profeco. Hablamos del Registro Público Para Evitar la Publicidad (REPEP); y lo que hace es "esconder" tu número de las compañías publicitarias y call centers; así como borrarlo de las bases de datos de aquellos que ya lo tengan.

Para registrarte aquí es necesario que marques al 9628-0000. Una vez dado de alta tendrás que esperar 30 días para ser libre. Funciona incluso para empresas de cobranza.

¡Viva tranquilamente!