México en problemas: EE.UU ya no recibirá sus productos marinos por  extinción de la vaquita marina

México en problemas: EE.UU ya no recibirá sus productos marinos por extinción de la vaquita marina

La Corte Internacional de Comercio de los Estados Unidos sanciona a México: no recibirán productos de nuestros mares hasta salvar a la vaquita marina.

El tema de la vaquita marina es algo incómodo. Con varios intentos de rescate y rehabilitación, varias organizaciones protectoras de animales y ecosistemas han realizado esfuerzos enfocados en salvar a la vaquita marina, pero hace poco se anunció que “no se podía hacer más”. Pues ahora vienen las represalias para México.

La Corte Internacional de Comercio de los Estados Unidos anunció que ya no se permitirá la compra de ningún producto derivado del mar resultado de la pesca comercial en México. Esto en respuesta al abandono del Gobierno de México sobre el intento de salvar a la vaquita marina, el mamífero acuático más raro en todo el planeta.

Aunque varias organizaciones ambientales han tomado medidas para proteger esta especie indefensa, las agresiones provenientes de cazadores furtivos en el área han complicado los esfuerzos de rescate. Sea Shepherd, una de estas organizaciones, incluso se ha visto obligado a trabajar en conjunto a policías federales para contener estas agresiones, luego de que uno de los drones que utilizaban para vigilar a las vaquitas fue derribado.

Sin embargo, no solo es la cacería furtiva, sino los permisos y licencias de pesca comercial que han sido otorgados. Estos pescadores, de manera completamente legal, continúan utilizando redes “agalleras”. Esta clase de herramienta son un enorme riesgo para las vaquitas marinas, quienes muy fácilmente quedan atrapadas en estas redes y arrastradas fuera del mar por los pescadores.

Medidas drásticas por la vaquita la marina

La decisión de la Corte de los Estados Unidos fue tomada al considerar los costos de la desaparición de la vaquita. De acuerdo al juez Gary Katzman, la extinción de este mamífero es una pérdida que no puede ser permitida, y esta sanción se realiza para ejercer presión al gobierno mexicano a actuar a favor de estos animales.

Esta prohibición comercial resultará en una pérdida de 16 millones de dólares en pescados y mariscos que fueron obtenidos por comerciantes de los Estados Unidos en México. La sanción sólo se levantará hasta que el gobierno mexicano eleve los estándares de pesca en el país, eliminando el uso de estas redes y acercando la reglamentación para pescadores a los estándares de los Estados Unidos.

¿Podrá ser esto lo que la vaquita marina necesita para sobrevivir? Todo queda en manos del gobierno mexicano, quienes ahora más que nunca tienen la responsabilidad de realizar modificaciones a las normas del sector pesquero.