Fabricante de máquinas de votación estadounidenses admite que pueden ser controladas de forma remota

Fabricante de máquinas de votación estadounidenses admite que pueden ser controladas de forma remota

Putin sonríe.

Es sabido que la última votación presidencial en Estados Unidos sufrió de ciertas "irregularidades".

La más mediática ha sido la intervención rusa y claro, como no recordar el tema de Cambridge Analytica con Facebook.

Se han barajado miles de teorías, pero ahora gracias a Vice podemos confirmar algo de temer: el principal fabricante de estas máquinas admitió, en una carta a un congresista, que su compañía instaló software de acceso remoto.

Estas máquinas se vendieron durante seis años por parte de ES&S, algo que ellos mismos negaron en su momento al New York Times cuando se les preguntó.

De momento, esta es la única declaración del fabricante respecto al tema y al ser contactados por diversos medios estadounidenses e internacionales, no se han querido referir a esta grave situación.

Analistas declaran que la situación es gravísima, que es tecnología antigua y de fácil acceso, dado lo cual estas máquinas electrónicas estuvieron "en una plaza pública de Moscú".