Exjefe de inteligencia de Carabineros: "Renuncié cuando Alex Smith no entregó el código fuente al FBI"

Exjefe de inteligencia de Carabineros: "Renuncié cuando Alex Smith no entregó el código fuente al FBI"

Gonzalo Blu sigue revelando detalles de lo sucedido con la infame aplicación Antorcha.

Una de las preguntas más repetidas a lo largo del caso de Operación Huracán y la fallida aplicación Antorcha, usada para implantar conversaciones falsas en teléfonos de personas que se estaban investigando, es la siguiente: ¿Cómo es que los altos mandos de Carabineros dejaron pasar esto?

Gonzalo Blu, exdirector de inteligencia de la policía, viene hace rato dando pistas al respecto. Y en su más reciente declaración sobre el caso, a la cual accedió La Tercera, reitera que sus dudas comenzaron cuando la prueba de campo solicitada a Smith y las personas a cargo de la investigación no dio resultados.

En la primera prueba fallida, Blu relata que la excusa fue que el sistema estaba lento y que por es no se habían podido bajar más que algunas fotos del teléfono, pero ninguna de las famosas conversaciones de WhatsApp. En una declaración anterior, Gonzalo Blu reconoció que ahí fue cuando comenzaron sus dudas.

Y la confirmación de esas dudas llegaría en enero de 2018, cuando el FBI solicitó a Alex Smith información y código fuente sobre la aplicación Antorcha para su verificación. Sin embargo, dice Blu que Smith no respondió a esa solicitud: "Me enteré de que el señor Smith no había enviado lo requerido por el FBI y envió otros antecedentes, por lo que ahí tuve la convicción de que esta aplicación, software o herramienta para interceptar mensajería no funcionaba".

El exjefe de inteligencia de la policía dice que aquello fue el detonante para presentar su renuncia a Carabineros. Es posible que en ese momento Gonzalo Blu se diera cuenta del desastre que se venía: un operativo de inteligencia tan grande como la Operación Huracán había sido un montaje, basado en tecnología inexistente que buscaba dar resultados a toda costa, sin importar que las pruebas fueran falsas y que se estuviera culpando a inocentes.

Luego, Blu reconocería que nunca se capacitó en tecnología y que simplemente confió en el criterio de las personas que tenía a su cargo y que -se supone- sí estaban capacitadas.