Embriones creados en laboratorio podrían ser la salvación para el rinoceronte blanco del norte

Embriones creados en laboratorio podrían ser la salvación para el rinoceronte blanco del norte

La clave para salvar al rinoceronte blanco del norte de su inminente extinción podría ser la fecundación in-vitro de hembras de otras subespecies.

Se trató de hacer de todo para salvar al rinoceronte blanco del norte. Sin embargo, por más que se haya intentado reproducir a su especie en cautiverio, el último macho (llamado Sudán) murió hace unos cuantos de meses. Quedando solo dos hembras, quienes son descendientes de Sudán, la especie estaba condenada a la extinción.

No obstante, se vuelve a abrir una luz de esperanza. Genetistas lograron crear en laboratorio embriones de rinoceronte que potencialmente podrían ser la solución para evitar su desaparición.

Los científicos usaron esperma de rinoceronte blanco del norte que llevaban almacenando por años. Tanto las dos hembras de la especie del norte como 79 de la subespecie del sur se han sometido un procedimiento de extracción de ovocitos necesarios para la reproducción. De esto se han obtenido solo cuatro embriones.

El problema es que solo se tenía esperma de unos cuantos machos hoy fallecidos, por lo que es muy limitado. Además, no es tan fácil provocar la concepción y desarrollo de un embrión; de hecho, los ovocitos de las hembras del norte que aún sobreviven no han logrado dar buenos resultados. En otras palabras, esta última oportunidad de supervivencia para la especie tiene alto riesgo de fracasar.

Embriones creados en laboratorio podrían ser la salvación para el rinoceronte blanco del norte

¿Qué queda por hacer?

Lo siguiente es implantar los embriones híbridos en hembras del sur y esperar a que se desarrollen correctamente. Los embriones estarán congelados un tiempo hasta que la empresa que hará el procedimiento decida la mejor manera de llevarlo a cabo. Después de todo, es algo que requeriría que las hembras estén anestesiadas al menos dos horas.

Si todo sale bien y los fetos crecen correctamente, se espera que el primer rinoceronte producto de este procedimiento nazca en máximo tres años. Esto, teniendo en cuenta el tiempo de gestación de estos animales que es de 16 meses de duración.

¿Será este animal salvado de la extinción? Esperemos que la ciencia nos traiga buenas noticias pronto y que los rinocerontes no se vuelvan a cruzar con los cazadores furtivos que los llevaron al borde de la desaparición.