¡Descubren 12 nuevas lunas de Júpiter desde Chile!

¡Descubren 12 nuevas lunas de Júpiter desde Chile!

Lo hicieron desde el Observatorio Interamericano del Cerro Tololo, en el norte de Chile.

Un grupo de astrónomos descubrió 12 nuevas lunas de Júpiter desde el telescopio Blanco en el Cerro Tololo. Las características de los cuerpos los dejaron impresionados, a tal punto llamaron “el bicho raro” a una de ellas.

El equipo, dirigido por Scott S. Sheppard del Instituto Carnegie, vio por primera vez las lunas en la primavera de 2017 mientras buscaban objetos lejanos del Sistema Solar. Según mencionó, "Júpiter simplemente estaba en el cielo cerca de los campos donde estábamos buscando objetos, así que pudimos buscar nuevas lunas alrededor del planeta”.

El hallazgo se tradujo en que el número total de lunas conocidas de Júpiter se elevara a 79, la mayor cantidad de cualquier planeta en nuestro Sistema Solar. Nueve de las nuevas lunas son parte de un “enjambre externo distante” que orbita el planeta en dirección retrógrada u opuesta a la rotación de Júpiter.

Estas lunas retrógradas recientemente descubiertas tardan unos dos años en orbitar a Júpiter y se cree que son los restos de cuerpos más grandes que alguna vez se separaron durante colisiones con asteroides, cometas u otras lunas.

Del restante, dos lunas forman parte de un grupo interno más cerrado, que orbita en la misma dirección que la rotación del planeta. Y la última, que fue llamada como “el bicho raro”, tiene una extraña órbita. Se trata de cuerpo prógrado, pero mucho más distante que las dos anteriores.

Sheppard explicó que estas diferencias en las órbitas podrían dar lugar a colisiones:

Nuestro otro descubrimiento es un “bicho raro” y tiene una órbita como ninguna otra luna joviana conocida. Esta es una situación inestable; las colisiones frontales podrían romperlas rápidamente y reducir los objetos a polvo.

El descubrimiento inicial de la mayoría de las nuevas lunas se realizó en el telescopio Blanco (de cuatro metros) en el Observatorio Interamericano del Cerro Tololo, operado por el Observatorio Astronómico Óptico Nacional de los Estados Unidos.

Según menciona un reporte del Instituto Carnegie, el telescopio recientemente se actualizó con una Cámara de energía oscura, por lo que es una poderosa herramienta para examinar el cielo nocturno en busca de objetos débiles. El hallazgo también fue comprobado con otros telescopios.