Gobierno colombiano fumigará cultivos de coca usando drones

El gobierno colombiano decidió reestablecer la fumigación aérea de cultivos de coca usando drones, en una nueva ofensiva contra el narcotráfico.

El narcotráfico ha sido un flagelo que Colombia ha tenido que soportar en las últimas décadas. Aún después de tiempos oscuros en los que vivía Pablo Escobar y las FARC todavía combatían, hoy sigue habiendo rastros de ese problema. Según el gobierno, al cierre de 2017 en el país estaban plantadas 209.000 hectáreas de cultivo de hoja de coca.

Con el alarmante aumento de cultivos de coca en el último año, el gobierno decidió tomar cartas en el asunto. Argumentando que la erradicación manual de cultivos había fracasado, se decidió volver a la fumigación aérea. Así, el Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE) ordenó que se retomaría la fumigación, pero esta vez utilizando drones.

El presidente Juan Manuel Santos anunció que el plan de Colombia para el 2018 era erradicar al menos 110.00 hectáreas de coca. Al menos 70.000 se eliminarían de forma forzosa y otros 40.000 por sustitución voluntaria de cultivos.

Gobierno colombiano fumigará cultivos de coca usando drones

Cómo operarán los drones

Los drones realizarán la aspersión de glifosato a una altura entre los dos y los cinco metros. Para el gobierno esto garantizará la precisión de la distribución del químico para que afecte solo los cultivos ilícitos. Esto era el principal problema de la fumigación con avionetas, que terminaba distribuyendo el veneno en otras zonas, causando mucho daño ambiental.

Los aparatos, que cuestan entre 35 y 40 millones de pesos, podrán ocuparse de al menos 15 hectáreas al día. Tienen una batería que garantiza 17 minutos de vuelo autónomo por lo que estarán haciendo relevos constantemente.

El ministro de defensa, Luis Carlos Villegas, habló resaltó el bajo costo que tendrán las operaciones:

Una hectárea con los métodos actuales de erradicación (manual) cuesta alrededor de 6 millones de pesos. Con los drones esto es tan solo 600 mil pesos. Esto es un porcentaje bastante mínimo de lo que costaba antes".

Por otro lado, aseguró que la mezcla que se usará tiene una concentración de glifosato menor. Las avionetas solían utilizar un 45% de glifosato, mientras que el nuevo método asegura usar solo un 25% de concentración.

Entre otras ventajas, los inspectores pueden asegurarse de la correcta aplicación del químico. Sabrán si los lugares donde se aplicó fueron correctos o si quedó algún punto sin rociar.

Gobierno colombiano fumigará cultivos de coca usando drones

No muy contentos por el regreso del glifosato…

No obstante, muchos manifestaron su indignación por volver a emplear el glifosato. En un pasado se usó el químico en aspersiones aéreas desde avionetas hasta mayo de 2015, cuando fue suspendido. La razón fue un pronunciamiento de la Organización Mundial de la Salud señalando que el material era potencialmente cancerígeno.

Desde entonces se estuvo empleando la erradicación manual de cultivos sin mucho éxito. Al parecer era mayor la velocidad de replantación que la de erradicación.

Esta semana se despertó el debate sobre si se debería aceptar la práctica o no. Por un lado, hay quienes se alarman por las consecuencias negativas para la salud que pueden tener los habitantes del lugar. Por el otro, hay quienes desestiman o acomodan las predicciones de la OMS.

Lo cierto es que la Policía Nacional y el Ejército estarán habilitados para comenzar con la fumigación. Veremos qué tan efectiva resulta ser la medida, y si estará trabajando a costa de la salud de miles de colombianos.

Gobierno colombiano fumigará cultivos de coca usando drones