Brutal caída en el sistema del Transantiago origina multas a la empresa responsable

Brutal caída en el sistema del Transantiago origina multas a la empresa responsable

El software de la empresa Sonda dejó de responder, originando un verdadero caos.

Primero fue con la ubicación de los vehículos y, ayer lunes, con la recarga de las tarjetas para viajar en el Transantiago. El plástico dejó de funcionar para recargas, originando desconcierto y atochamientos en la capital de Chile.

En total fueron 2871 los puntos de recarga de la tarjeta BIP que dejaron de funcionar, originando una verdadera locura en los usuarios que no pudieron iniciar sus viajes y saturaron las oficinas de las estaciones.

La situación se sumó a otra falla el día anterior, cuando dejó de funcionar el denominado “sistema sinóptico”, que posibilita conocer donde están ubicados los vehículos, eliminando la posibilidad de conocer cuánto llegan los servicios a los paraderos. ¿De quién es la culpa? Todos los dardos apuntan a la empresa Sonda.

Sonda es quien tiene a cargo el sistema tecnológico del Transantiago. La situación originó que la ministra de Transportes, Gloria Hutt, citara a la compañía para que le informara qué es lo que realmente sucedió. También dijo a La Tercera que evalúan tener nuevas empresas:

Por eso esperamos un informe para que se esclarezca (…) Se cursarán las multas correspondientes (…) Queremos que varias empresas estén a cargo, con el fin de que si una de ellas falla, como sucedió ahora, otras se puedan hacer cargo.

De momento no se sabe qué tipo de multas se aplicarán ni el monto al que corresponden. No obstante, la empresa que tiene contrato vigente hasta febrero de 2019, dijo que no se habría tratado de un hackeo.